"En junio empezaron los golpes", confesó Barbie Vélez en TV

Tras la escandalosa separación de Fede Bal, la modelo y actriz contó que en las discusiones subidas de tono había "agarradas de cuello, empujones y caídas al piso".
Lunes 9 de mayo de 2016
Tras su escandalosa separación de Fede Bal, que incluyó una denuncia de violencia de género, Barbie Vélez admitió que esta situación venía sucediendo desde el año pasado y que explotó días atrás cuando comprobó que él la estaba engañando.

“Viene de junio del año pasado. Yo nunca había tenido mi relación así. Todo por los celos fue. El primer acto de violencia era revisar el celular, no dejar que salga con amigos, alejarse. Me cela, me debe amar”, contó.

Barbie recordó que en esos episodios violentos había “agarradas fuertes del brazo, empujones, agarradas del cuello”. Y ahora, con las cosas mucho más claras, aseguró: “Yo estaba enferma, lo estoy y no quiero volver a caer".

"Yo viví una pesadilla y viví cosas horrible. Admito mi culpa y acepté, permití y seguí. Yo me enfermé, yo me tuve que haber ido el año pasado de esa relación y seguí y oculté y apañé y se empezó a hacer un círculo vicioso enorme", enfatizó.

Con respecto al detonante de la última pelea que puso fin a la relación, la hija de Nazarena Vélez relató: “Rompí su celular el viernes porque descubrí una infidelidad. Que no me venga a decir que yo le rompí la casa. Me caí sobre el monitor porque estábamos forcejeando. Me enteré que me estaba cagado. Yo ya venía sospechando e una infidelidad de él. Yo prefiero no hablar de nombres. A mí me lo venían diciendo que pasaba algo”.

Y prosiguió: “Él no quería que me fuera porque no quería que llame a esta persona. No era una cuestión de amor. Él era lo único que quería evitar es que llamara a esta persona. No sabía cómo irme, por eso me quedé. Fue lo más lejos a un hecho romántico. De su parte también. A él no le interesaba arreglar las cosas”.