¿Quién era Horacio Quiroga, el empleado de Lázaro?

El primer arrepentido de la Ruta del dinero K. Tucumano, de 65 años. De la convivencia con Lázaro Báez durante los tres años que condujo sus petroleras hasta el vínculo con Néstor Kirchner.
Martes 10 de mayo de 2016
La muerte de Horacio Quiroga generó suspicacias en medio de los avances que tuvo la causa por lavado de activos conocida como "la ruta del dinero K" en las últimas semanas.

Una gran investigación tras la aparición del video de La Rosadita -que derivó en la cárcel y el procesamiento para el empresario Báez y otros- y de las palabras del intermediario e imputado protegido Leonardo Fariña, que al convertirse en "arrepentido" dijo que temía por su vida y que al kirchnerismo le convenía la muerte del empresario santacruceño.

Quiroga había declarado, en una entrevista que dio a la revista "Noticias", que en las empresas de Báez vio cómo contaban siete millones de dólares que habría transferido el ex presidente Néstor Kirchner.

También declaró en la causa por la "ruta del dinero K" en setiembre de 2013 ante el juez Sebastián Casanello, donde ratificó aquellas afirmaciones hechas en la revista, y dio detalles de su relación con Lázaro Báez, tras aclarar que tenía un juicio laboral con empresas ligadas a Austral Construcciones.

Según pudo saber DyN, en aquel momento Quiroga también apuntó al contador Osvaldo Sanfelice, "una persona -dijo- que todos sabíamos que era de mucha confianza del presidente Néstor Kirchner", al señalar que después de una reunión de éste y el empresario santacruceño hoy detenido se recibieron importantes fondos para hacer negocios petroleros.

Contó además que "el dinero ingresó el 10 de octubre (de 2010), lamentablemente el 27 fallece el presidente Kirchner y yo soy despedido el 9 de noviembre, por lo tanto no transcurrió un tiempo suficiente de disposición de los fondos de Austral para que yo pudiera sospechar de alguna irregularidad".

"Yo recibí una licencia por enfermedad el 5 de noviembre y a los tres días me avisaron que estaba despedido", amplió.

Y precisó que le mandó una carta a la entonces presidenta Cristina Fernández pidiéndole una entrevista para alertarla sobre esta situación, pero el tema quedo en manos del Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, que "tampoco" lo atendió, le contó a Casanello.

En su declaración, Quiroga también refirió que sufría problemas psicológicos , como "ataques de pánico y estrés", por la responsabilidad de que le implicaba su condición de presidente y representante legal de EMSUR y MISAHAR, del grupo Austral Construcciones, hasta que fue despedido sin causa.