Usurpó una casa de Báez porque "él le robó a los argentinos"

Glenda Arraigada dice que se vio acorralada por su situación económica. “La mayoría de los vecinos me apoyan”, dijo en La Nota del Día.
Jueves 12 de mayo de 2016
Una mujer de Caleta Olivia, acorralada por la falta de trabajo y de ingresos, decidió usurpar una casa que el empresario kirchnerista Lázaro Báez posee en esa ciudad de Santa Cruz.

Glenda Arraigada sabe que su acción es un delito pero se defiende: “Lo hice por una situación límite. No pude llega a pagar mi alquiler. Estoy consciente que es un delito”.

En ese sentido, explicó que eligió la casa porque “está abandonada hace muchos años y por que es de Lázaro Báez, él le robó el dinero a todos los argentinos”.

La propiedad cuenta con varias dependencias, un local comercial, algunos muebles, varias heladeras y también se encontraron elementos de construcción.

Por otro lado, señaló que “la mayoría de los vecinos” la han apoyado porque el estado de abandono de la propiedad hacía que “jóvenes se metieran a tomar y drogarse”.

“Esto no es una venganza ni justicia por mano propia, es una situación límite”, resumió.