Otra vez es noticia la acusación contra Woody Allen por abuso sexual

El periodista Ronan Farrow denunció el silencio de los medios de comunicación durante el festival de Cannes sobre las acusaciones de su hermana Dylan Farrow.
Jueves 12 de mayo de 2016
El periodista estadounidense Ronan Farrow denunció el silencio de los medios de comunicación durante el festival de Cannes sobre las acusaciones de abuso sexual de su hermana Dylan Farrow contra su padre adoptivo Woody Allen, que presentó el miércoles su nueva película.

"Habrá conferencias de prensa y una alfombra roja por la que mi padre desfilará con su esposa (mi hermana). Estarán junto a él sus estrellas -Kristen Stewart, Blake Lively, Steve Carell, Jesse Eisenberg. Pueden estar seguros de que los medios no les harán preguntas incómodas. No es el momento, no es el lugar, simplemente no se hace", denunció el hijo del director en una tribuna en el diario The Hollywood Reporter.

No se hizo ninguna pregunta sobre el tema durante la conferencia de prensa de "Café Society", filme de Woody Allen presentado el miércoles fuera de competición en la inauguración del festival.

Sin embargo, durante la ceremonia de apertura del festival, el maestro de ceremonias Laurent Lafitte dijo, dirigiéndose al director: "Es un gusto que esté en Francia, porque en los últimos años ha filmado mucho en Europa y sin embargo no ha sido condenado por violación en Estados Unidos".

Una broma que puede hacer referencia tanto a las acusaciones de la hija de Allen, como al caso del francopolaco Roman Polanski, acusado en Estados Unidos de presunta violación de una menor.

"El silencio de los periodistas no está simplemente mal. Es peligroso. Manda un mensaje sobre nuestra sociedad, sobre qué temas cerramos los ojos, a quién ignoramos, quién cuenta y quién no", agrega Ronan Farrow.

"Aún queda mucho trabajo por hacer para construir una cultura en donde las mujeres, como mi hermana, no sean tratadas como si fueran invisibles. Ha llegado la hora de hacer algunas preguntas difíciles", concluye.

La hija adoptiva de Woody Allen lo acusó en 2014, en plena temporada de los Óscar, de haber abusado sexualmente de ella cuando era una niña.

El director estadounidenses respondió de inmediato, calificando estas acusaciones de "falsas y vergonzosas".

Dylan Farrow fue adoptada por Mia Farrow y el cineasta cuando eran pareja en los años 80. El caso salió a la luz por primera vez cuando Woody Allen dejó a la actriz para comenzar una relación con la hija adoptiva de esta última, Soon-Yi Previn, de 21 años en ese entonces.

Un juez de Nueva York y una investigación de los servicios sociales de esa ciudad concluyeron que las acusaciones de agresión sexual "no eran concluyentes".