Lanzan créditos hipotecarios con cuotas que no pueden subir más que los salarios

Debido a la baja aceptación que logararon los créditos indexados por Inflación, el Gobierno pondrá en marcha otro tipo de préstamos.
Sábado 14 de mayo de 2016
Luego de que los créditos hipotecarios indexados por inflación no tuvieran demasiada aceptación en la gente, el Gobierno tiene pensado lanzar una nueva línea de préstamos para la vivienda pero con una novedad: que el ajuste de la cuota no supere la suba de los salarios.

La línea será puesta en marcha por el Banco Nación. Será a 20 años con una tasa fija del 14% los primeros tres. Luego las cuotas se ajustarán una vez al año, tomando como base la Tasa de Referencia para la Vivienda (es el promedio del costo de fondeo del banco, más 400 puntos básicos). Pero el alza tendrá un tope: la cuota no podrá aumentar más que el promedio de los salarios, que se mide con el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Las propiedades a comprar deben ser vivienda única y no podrán estar valuadas en más de $2,5 millones. El crédito no podrá superar el 80% de la valuación.

Para facilitar el acceso, el titular podrá sumar a sus padres, hijos o hermanos como codeudores, lo que permitirá aumentar el ingreso familiar, elevando el monto del crédito que se podrá solicitar. Así, para un crédito de $ 800.000 a 20 años, se requiere un ingreso mensual familiar de $ 36.358. En promedio, la cuota debería ser de $ 10.000 por cada millón prestado. Esperan conceder 20.000 préstamos en el año.