Santander y BBVA son más solventes que España

La diversificación de sus inversiones hace que su capacidad para afrontar sus deudas sea superior a la de un país.
Domingo 15 de mayo de 2016
La deuda a largo plazo de los dos grandes bancos se mantiene en un notable bajo o "A-", un escalón por encima de la nota de España, y en ambos casos con perspectiva estable, según ha informado Fitch.

Además de la diversificación geográfica de los dos bancos, en América Latina y Estados Unidos especialmente, la agencia valora un apetito de riesgo bastante modesto y una adecuada calidad de los activos a pesar de los desafíos en algunas zonas geográficas.

También elogia la capacidad para generar beneficios y unos niveles de capital satisfactorios, aunque la agencia recuerda que las cabeceras de los dos grupos están en España y poseen una importante cartera de deuda pública.

Aunque el "rating" de los dos bancos se vea afectado, en el del país Fitch aprecia que los dos gigantes se han beneficiado durante la reciente crisis financiera de España y la mejora en los costes de financiación, ya que la economía española comenzó su recuperación.

En cuanto a los riesgos, la agencia pone el foco en el peligro que una recesión en Brasil puede tener para el Banco Santander y en el efecto de los tipos de cambio, pero aún así espera que la rentabilidad en 2016 sea resistente y con potencial de crecimiento, gracias al sólido crecimiento económico en la mayoría de los países.

Esto debería mostrar un repunte de la actividad y deterioros menores, especialmente en España a medida que la economía se recupera, a lo que se suma, en el caso de BBVA, las sinergias por las integraciones llevadas a cabo en los últimos años.