AFA: renunció parte del comité y luego dio marcha atrás

Daniel Angelici, Rodolfo D'Onofrio y Matías Lammens renunciaron a sus cargos jerárquicos en el Comité Ejecutivo de la AFA, después de la reunión de los dirigentes por el tema de la Superliga. Finalmente, cuarto intermedio.
Lunes 16 de mayo de 2016

Una acalorada y caótica reunión de Comité Ejecutivo dejó hoy nuevamente a la AFA en el centro de la escena por sus malos manejos y trascendidos, en una jornada que incluyó renuncias de peso que quedaron en suspenso y un cuarto intermedio para intentar concretar la creación de la Súper Liga.

Daniel Angelici, Rodolfo D Onofrio, Víctor Blanco y Matías Lammens fueron quienes lanzaron la primera piedra al dejar circular el rumor de haber renunciado a sus cargos jerárquicos en AFA, después de que los dirigentes del ascenso "vaciaron" la reunión donde buscaban adelantar la Asamblea para modificar el estatuto y promover la nueva Liga argentina.

De esta forma, el vicepresidente primero D´Onofrio, el secretario general Angelici, el tesorero Lammens y el secretario de Selecciones Blanco no iban a formar más parte del Comité Ejecutivo de la AFA y, en principio, debían ser reemplazados por sus colegas del mismo club, aunque se diera por descontado que también renunciaran.

Los dirigentes que pretenden mantener la actual estructura de la AFA -encolumnados detrás de Hugo Moyano y Claudio "Chiqui" Tapia- dijeron que las renuncias no estaban relacionadas con la posibilidad de una intervención.

Angelici, D Onofrio y Lammens tomaron esta determinación tras enterarse de que Independiente -liderado por Hugo Moyano-, Quilmes y Olimpo, más los clubes del ascenso, no dieron quórum para la Asamblea Extraordinaria que se iba a realizar en el predio "Julio Humberto Grondona" en Ezeiza, donde iba a reformularse el Estatuto, y a partir de allí, disponer la creación de la Super Liga bajo el paragüas de la entidad que rige el fútbol en la Argentina.

¿Cuál sería el rédito de estas renuncias? Podrían derivar en un virtual estado de acefalía en la AFA, que si no es resuelta en breve, obligaría a la intervención del Gobierno, a través de la Inspección General de Justicia (IGJ), sólo en la parte administrativa.

Desde luego, Angelici, D Onofrio y Lammens saben que cuentan con el apoyo gubernamental para avanzar con la modificación del Estatuto en ese momento y, así, crear la Super Liga.

El viernes último, Angelici había advertido que este nuevo formato se iba a realizar "dentro o fuera de la AFA", algo que este lunes tuvo su confirmación.

Entre tanto desconcierto, Alfredo Dagna, presidente de Olimpo, de Bahía Blanca, habló sobre cómo seguiría funcionando la AFA sin los representantes de River, Boca, Racing y San Lorenzo. Sus dichos fueron anteriores a la conferencia de prensa que luego realizó Luis Segura, en la que desmintió las renuncias.

Esta situación se produjo en el momento del inicio de la habitual reunión del Comité Ejecutivo, luego de que el presidente de la Liga Española de fútbol, Javier Tebas, expuso durante tres horas antes los dirigentes del fútbol argentino sobre los pro y los contra de crear una Súper Liga.

Tebas, abogado de 53 años, llegó al complejo en Ezeiza a bordo de la camioneta de Angelici, acompañado por su par de Belgrano de Córdoba, Armando Pérez, dos de los impulsores de la Super Liga, que tenían la intención de fijar el 2 de junio como fecha de realización de la Asamblea Extraordinaria en la que se votaría el nuevo formato de competencia.

Entre las presencias estuvieron Jorge Miadosqui (San Martín de San Juan), Juan Sebastián Verón (Estudiantes de La Plata), Daniel Ferreiro (Nueva Chicago), Fernando Chiófalo (Sarmiento de Junín), Eduardo Spinosa (Banfield), Raúl Gámez (Vélez Sarsfield), Rodrigo Molinos (Tigre), Hernán Lewin (Temperley) y José Lemme (Defensa y Justicia).

Justamente el ascenso, de la mano del vicepresidente primero de Nueva Chicago y líder de la Mesa de la B Nacional, Daniel Ferreiro, crearía un canal de diálogo con Daniel Angelici.

A la salida de la reunión dentro del predio "Julio Humberto Grondona", el presidente de Olimpo, Alfredo Dagna, aseguró que "no hay nada" que dictamine una intervención en la AFA.

"Estamos generando un problema donde no tiene que existir, porque hay un Presidente, queda un vicepresidente segundo y los cargos tendrán que ser reemplazados por otros dirigentes. O sea, ¿a título de qué se interviene la AFA?", sostuvo.

Y advirtió: "Guarda con el tema de la intervención eh, porque no vaya a ser que la FIFA someta a severas sanciones a la Argentina, como pasó con Kuwait".

Por parte del ascenso, quien habló también fue Jorge Milano, vicepresidente de Villa Dálmine, quien graficó de manera excepcional lo que se vivió dentro del recinto de exposición. "Boca y River quieren ser Real Madrid y Barcelona de Argentina.

Ellos dicen que tienen a los Cristiano Ronaldo y Lionel Messi locales y que generan muchos ingresos, pero la realidad es que el fútbol argentino no está preparado para una Super Liga porque los clubes, a diferencia de España, no son sociedades anónimas. La exposición de Tebas fue muy buena, considera que el fútbol argentino no está bien vendido. Pero a él sólo le importa el aspecto económico. Si yo fuera River y Boca me quedo acá hasta que la aprueben", afirmó.