Central quedó eliminado ante Atlético Nacional

El Canalla perdió 3 a 1 en Colombia en un encuentro que terminó con un escándalo. Cuatro expulsados, agresiones y la desilusión de la mitad de Rosario.
Viernes 20 de mayo de 2016

En un final caliente e infartante, Rosario Central perdió 3-1 ante Atlético Nacional, en Medellín, y el último gol del local, conseguido en tiempo adicionado, sacó a los argentinos en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016, tras cerrarse la serie 3-2.

El goleador Marco Ruben había anotado el primer tanto del encuentro, pero los colombianos reaccionaron y dieron vuelta el marcador por intermedio de Macnelly Torres, Alejandro Guerra y Orlando Berrío.

El cierre del partido fue caliente con cuatro expulsiones: Esteban Burgos, Damián Musto y Giovani Lo Celso, en Central, y Berrío, en los colombianos.

De esta manera, Atlético Nacional jugará la serie de semifinales ante San Pablo, y Boca irá con el ganador de Pumas e Independiente del Valle.

El partido no podía empezar mejor para Central, ya que a los 8 minutos, Víctor Salazar avanzó por la derecha y al disputar una pelota con Jonathan Copete, el atacante colombiano tocó con su brazo el esférico y el árbitro cobró penal. Marco Ruben se hizo cargo de la falta y sobre los 9 anotó la ventaja para el cuadro argentino.

A partir de ahí, Atlético Nacional salió decidido en busca del empate y tuvo como jugador destacado a Alejandro Guerra, quien a los 13 conectó un centro de Copete y la pelota salió muy cerca del ángulo superior derecho de Sebastián Sosa.

Cuatro minutos más tarde, Guerra habilitó por derecha a Torres, jugador que remató cruzado y desviado al lado el poste.

El local arriesgó con el ingreso de Orlando Berrío, quien en tiempo adicionado arremetió por derecha y le metió un gran pase al medio a Torres, para que este define al gol y poner el 1-1.

En el arranque del segundo tiempo, Alejandro Donatti no pudo despejar y la pelota le quedó a Marlos Moreno, quien habilitó a Guerra para que anote frente a Sebastián Sosa el 2 a 1.

Burgos vio la doble amarilla por una nueva falta y la visita hacía lo que podía ante la superioridad colombiana.

Ya jugado definitivamente en ataque, el local transformó en figura al arquero rival, y Berrío pudo vulnerar a Sosa, a los 49, para sentenciar la eliminatoria.

El héroe de Atlético Nacional fue expulsado por festejarle el tanto a Sosa y luego terminó igual Musto, quien reaccionó de inmediato.

A pura impotencia, Lo Celso, con pocos minutos en cancha, reaccionó ante un rival y también se fue antes al vestuario.

Justa victoria y clasificación de los colombianos que impusieron condiciones ante un Central que se le escapó por poquito.