Gobierno ratificó que Macri vetará la ley antidespidos

"En este tema hemos sido coherentes, nosotros no creemos que esta herramienta legal ayude", afirmó Marcos Peña. Por su parte, el diputado Laspina pidió "no escandalizarse ni decir que es un hecho autoritario".
Jueves 19 de mayo de 2016
El diputado nacional por Cambiemos Luciano Laspina pidió "no alarmarse ni escandalizarse ni decir que es un hecho autoritario" un eventual veto presidencial de la ley antidespidos que fue aprobada esta madrugada porque, destacó, "es un hecho absolutamente constitucional".

El diputado que se abstuvo a votar la ley -como lo hizo todo el bloque de Cambiemos-, dijo que "en las próximas semanas" el Congreso va a "tener un gran debate sobre fomento de empleo y alivio tributario", pero remarcó que no querían "embarrar esta discusión en el marco de una ley antidespidos".

Luego de la sesión que convirtió en ley la Emergencia Ocupacional, el dirigente oficialista sostuvo que estaba "muy claro, desde el principio", que Cambiemos no compartía "ningún tipo de proyecto de ley antidespidos".

"Nos pareció lo más conveniente corrernos de la votación y que la oposición dirimiera entre ellos los distintos dictámenes y no hizo falta porque votaron lo que vino del Senado", amplió el diputado.
En diálogo con radio Vorterix, Laspina insistió en que esta ley que prohíbe los despidos por 180 días "parte de un diagnóstico equivocado" y "es una mala medida que pone palos en la rueda del crecimiento del empleo".

Al respecto, remarcó que "esta es una ley que no le hace bien a la Argentina, a los argentinos, ni a los trabajadores, mucho menos a los trabajadores informales y a los 700 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan".

En este sentido, sostuvo que "esto parte de una crisis de empleo que no se verificó y esto explica por qué la presión de ciertos sectores ha ido bajando" y agregó que cuando el Gobierno "habló con los dirigentes gremiales no han podido verificar esto".

Consultado sobre la posibilidad de que el presidente Mauricio Macri vete la ley, indicó "no hay que alarmarse, ni escandalizarse ni hablar de un acto autoritario por un hecho que es absolutamente constitucional".

"No es un acto autoritario el veto, el Presidente ha sido elegido por la mayoría de los argentinos y entre las atribuciones que confiere la Constitución está la de vetar una ley en la que el Poder Ejecutivo no está de acuerdo, y hay un mecanismo previsto en la Constitución por el que las Cámaras pueden insistir", amplió.