La Ley: regreso con gloria y "Adaptación"

La legendaria banda chilena volvió a tocar después de diez años presentando su nueva producción discográfica “Adaptación” y dando dos shows en Buenos Aires en el marco de su primera gira internacional.
Sábado 21 de mayo de 2016

Diez años de silencio no bastaron para que La Ley dejara de brillar y vuelva con lo mejor de su música, y así lo demostró con sus dos presentaciones en el Teatro Vorterix de Buenos Aires el día miércoles y jueves pasado.

El tan esperado regreso comenzó el 28 de enero en su país natal con un gran recibimiento de la crítica y sus miles de fans incondicionales que hace tiempo los esperaban. Luego siguió con su primera gira internacional de este nuevo período, la cual continúa, que demostró que Beto Cuevas y sus músicos podían volver cuando lo deseen y hasta demostrar que pueden ser mejores.

Es imposible pensar en el rock latinoamericano sin dedicarle uno de los más grandes capítulos a La Ley. Desde su formación en Chile, en 1987, la banda revolucionó los hasta entonces estructurados conceptos de la escena rockera de ese país y avanzó velozmente en su viaje sonoro, generando un inconfundible y melodioso lenguaje musical y una fuerte estética propia.

En la presentación del jueves en Vorterix se hicieron esperar unos 20 minutos, pero la espera valió la pena al comenzar con toda la fuerza del tema “El Borde” uno de los mejores de su nuevo disco que se asemeja mucho al estilo de música de Soda Stereo.

Igualmente el corte de difusión que eligieron para presentar “Adaptación” fue el noveno tema de la noche: “Ya no estás” que con un toque más melódico salió a escena con la presentación de su vídeo filmado en el exclusivo casino Monticello de Chile.

En el primer Bis llegó la tan esperada "Mentira" y en medio de la canción Beto Cuevas dejó de cantar porque vio desmayarse a una joven que tras el pedido de ayuda del cantante fue atendida en una ambulancia. Luego siguió con la canción y pidió que todos deseen que se mejore llenándola de luz . Y esa energía que se creo con el simple hecho de prender y levantar los celulares, se terminó cumpliendo cuando la fan se recuperó y pudo volver al recital.

Veintidós temas mezclados entres nuevos y clásicos disfrutó el público durante todo el espectáculo y el final tan esperado de su indiscutible obra maestra “El Duelo” en la versión más rápida, terminó de sellar una noche soñada para seguir pensando en que habrá música de La Ley por muchos años más.