Boxeador despertó de coma y atacó al que le salvó la vida

Nick Blackwell estuvo siete días inconsciente y lo primero que hizo tras volver en sí fue criticar al padre de su rival, quien evitó que la pelea terminara en tragedia.
Lunes 23 de mayo de 2016

El boxeador Nick Blackwell aseguró luego de haber despertado de un coma que "si pudiera lanzar un último golpe sería a la mandíbula" Chris Eubank del padre de su oponente.

El enojo del boxeador nació a partir de la conferencia de prensa que tanto padre como hijo dieron días después del encuentro, cuando todavía Blackwell permanecía internado en un coma inducido.

“No tengo nada contra Eubank como boxeador. Creo que es un buen boxeador, pero algunas de las cosas que dijo e hizo personalmente no las hubiera hecho. Mi familia le rogó que no hicieran la conferencia de prensa, y ellos fueron y la hicieron", manifestó.

Durante esa conferencia ante las cámaras de televisión, ambos Eubank comentaron lo que sucedió en su esquina del ring. Las cámaras habían mostrado al ex campeón subir al cuadrilátero para hablar con su hijo, quien estaba dándole una fuerte paliza a su oponente. En ese momento, reveló que le había dicho que dejara de golpear en el rostro a Blackwell para evitar una tragedia.

Blackwell no creyó que su oponente haya dejado de lanzarle golpes a su rostro para evitar una tragedia. "Todo el mundo sabe que fue algo más táctico. No podía golpearme en la cabeza, por lo que lo hizo en mi cuerpo”.

"Se querían mostrar como los chicos buenos y son lo opuesto", concluyó.