Frigerio pidió a los argentinos "esfuerzo" para pagar boletas

El ministro del Interior justificó los fuertes aumentos señalando que que se viene de "más de una década de una política absolutamente errada respecto a la energía".
Martes 24 de mayo de 2016
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pidió hoy a los argentinos que realicen "un esfuerzo grande" y paguen sus boletas de energía eléctrica y gas, con aumentos de entre 400% y 2.500%.

"Todos los argentinos tenemos que hacer un esfuerzo grande para corregir las pésimas políticas energéticas del pasado", dijo el funcionario nacional en medio de la polémica por las fuertes subas tarifarias en todo el país, principalmente en la Patagonia.

En declaraciones a Radio Nacional, el ministro volvió a responsabilizar al kirchnerismo por no haber incrementado las tarifas en los últimos años según los valores de producción, transporte y distribución.

"Estas no son buenas noticias, son políticas que tenemos que llevar adelante diciéndole la verdad a la gente para solucionar estructuralmente estos problemas y para que la Argentina en el futuro pueda vivir de su propio gas", dijo.

Señaló que Argentina tiene gas "desperdiciado" en su subsuelo porque las "políticas erradas" implementadas por el kirchnerismo desincentivaron las inversiones necesarias para poder extraerlo y producirlo.

Frigerio dijo entender que las actuales subas de tarifas en los servicios públicos "no son temas simples", pero justificó que se viene de "más de una década de una política absolutamente errada respecto a la energía".

"Esas políticas erradas nos ha transformado en un país muy vulnerable en términos energéticos, con desabastecimiento y la posibilidad cierta de quedarnos sin gas si seguíamos en la misma estrategia", expresó en su ingreso a la Casa Rosada.

Según dijo el funcionario, por las políticas del kirchnerismo la Argentina se ha visto obligada a importar algo que los ciudadanos tienen en la Patagonia y otras regiones del país. "Lo que estamos haciendo es lo que hay que hacer, independientemente de si nos hace quedar bien, es demagógico o no", afirmó el funcionario ante las críticas de los consumidores residenciales, industriales y comerciales.