Barcelona se posiciona para ser un nuevo Silicon Valley

Buen clima, playa, una buena red de contactos, referentes y otras start up conforman un ecosistema muy rico a la hora de pensar en un negocio.
Martes 24 de mayo de 2016
Proyectos como Barcelona Tech City, el apoyo del sector público con iniciativas como Barcelona Activa y la apuesta del Mobile World Congress... ¿convierten a la Ciudad Condal en referencia emprendedora?

Privalia, Wallapop y Kantox son sólo tres ejemplos de start up basadas en las nuevas tecnologías que se han puesto en marcha en la Ciudad Condal, y tres casos de éxito que han situado a esta ciudad en el epicentro de todo el territorio nacional en términos de exit y rondas de financiación. ¿Son éstos motivos suficientes para afirmar que Barcelona es el Silicon Valley a la española? Hay opiniones para todos los gustos.

Lo que está claro es que el ecosistema de la capital catalana es el más maduro de España. Y en esto sí están todos los expertos de acuerdo, pues es un hecho que ésta fue la primera ciudad española en poner en marcha iniciativas para potenciar el emprendimiento y las start up;no obstante, y según los datos que baraja la plataforma Startupxplore, en Barcelona hay 823 empresas emergentes frente a las 991 de Madrid.

Motivos

Cierto es que para emprender no hace falta ir a Silicon Valley, pero nunca está de más encontrarse en un escenario start up friendly, y la Ciudad Condal es, en este sentido, "un ecosistema estupendo para hacer crecer proyectos digitales con foco internacional, ya que hay abundancia de gente experimentada,start up potentes en las que apoyarse y un enfoque muy orientado a Europa", enumera Javier Megias, CEO y cofundador de Startupxplore. No sólo eso. Rodolfo Carpintier, presidente de DaD, señala la importancia de las escuelas de negocios, IESE y Esade, "como grandes caladeros de emprendedores en los primeros años, lo que hizo que hubiera inversores y, sobre todo, salidas con éxito. Todo ello generó que los ambientes inversores de Barcelona fueran más proclives al riesgo que en Madrid". Algo que, sin embargo y según Carpintier, se ha equiparado. Aun así, en la Ciudad Condal se han alineado varios factores que la han colocado en el centro de la innovación: "el Grupo Intercom de Antonio G. Barrios, el esfuerzo del Gobierno catalán por ofrecer buenas iniciativas a los emprendedores", asegura el presidente de DaD; "el empuje desde el sector civil de proyectos comunes como Barcelona Tech City, la apuesta del Mobile World Congress", apunta Megias; "referentes locales, como Tomás Diago (fundador de Softonic) o Lucas Carné (cofundador de Privalia), entidades tractoras como The Family, una aceleradora francesa que se ha instalado en Barcelona, sedes de corporaciones internacionales como Airbnb y la mejora en las comunicaciones", añade Miquel Martí, CEO del clúster Barcelona Tech City.

Además, "en Barcelona la gente tiene un carácter mucho más emprendedor y los principales venture builder se han creado en la Ciudad Condal", asegura Carlos Blanco, fundador de Nuclio Venture Builder.

Toda moneda, sin embargo, tiene una cara y una cruz, y la capital catalana no iba a ser ajena a esta máxima. Uno de los inconvenientes de Barcelona como ecosistema start up es "la falta de corporatecerca", lamenta Blanco. Además, necesitaría estar más conectado con otros ecosistemas, aconseja Javier Megias, quien cree que de esta manera "se incrementaría su densidad". El CEO de Startupxplore también critica que el ecosistema catalán esté creando menos empresas que el resto, "asimismo, se debería poner más en valor la red de fundadores destart up de segunda generación e inversores que hay actualmente y que son la base del conocimiento para seguir evolucionando".

Emprendedores

Guillem Sanz, CEO de Bebitus, una tienda online especializada en bebés, considera Barcelona como "el primer referente español para celebrar ferias y congresos mundiales. Este tipo de encuentros animan el espíritu emprendedor, sin duda, y ponen en contacto a pequeños y grandes emprendedores de todo el mundo. También, se le da voz a pequeños creadores que están comenzando y a gurús del mundo empresarial con ponencias que alimentan la capacidad creativa de los asistentes".

Buen clima, playa, una buena red de contactos, referentes y otras start upconforman un ecosistema muy rico.