Venezuela: Coca Cola paraliza producción por falta de azúcar

Se dio a conocer a través de un comunicado. La firma confía en que las existencias de la materia prima se recuperen en el corto plazo.
Martes 24 de mayo de 2016

A través de un comunicado, la empresa Coca Cola informó este lunes (23.05.2016) que deberá paralizar temporalmente su producción de bebidas endulzadas en Venezuela debido a la falta de azúcar, aunque seguirá elaborando aquellas que no utilicen este ingrediente, como el agua embotellada o la Coca Cola Light. La firma añadió que el impacto de esta medida se verá en los próximos días en el país sudamericano.

“La falta de azúcar implica la interrupción temporal de las líneas de bebidas que se elaboran con esta materia prima, por lo que se mantienen operando las líneas de productos sin azúcar”, apuntó el Sistema Coca Cola de Venezuela. Desde Estados Unidos, en tanto, el portavoz de la empresa, Kerry Tessler, dijo a la agencia dpa que “los proveedores de azúcar en Venezuela nos han informado que dejarán sus operaciones temporalmente debido a una carencia de materias primas”.

La sucursal venezolana sostuvo que “que se han agotado los inventarios de azúcar refinada de uso industrial existentes” en las plantas de esta compañía, tal y como se pudo constatar durante un recorrido realizado por representantes de los trabajadores y la propia empresa. Sin embargo, la firma confía en los centrales azucareros, quienes le informaron que “en el corto plazo se contempla la recuperación de los inventarios de azúcar del país”.

Sin embargo, mientras esto no ocurra, Coca Cola ofreció a sus empleados una “compensación solidaria” que, según la firma, es “superior a los términos de la ley”, con lo que pretende demostrar su “compromiso” con Venezuela y su ánimo de “preservar las fuentes de empleo”. Ya el viernes, Coca Cola había advertido que sus plantas en el país sudamericano operaban con una baja existencia de azúcar.

Venezuela produciría unas 430.000 toneladas de azúcar en 2016/17, una baja frente a las 450.000 toneladas del año previo, e importaría 850.000 toneladas de azúcar blanca y sin refinar, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Esto, pues muchos productores han optado por otros productos por sobre el azúcar, sometida al control de precios impuesto por el Gobierno.

El país gobernado por Nicolás Maduro pasa actualmente por una severa crisis de escasez y desabastecimiento de productos básicos entre los que se incluye la mencionada azúcar, además de leche, harinas, café y mantequilla, así como artículos de higiene personal y de limpieza. Asimismo, cuenta con la inflación más alta del mundo y problemas en la matriz energética que redundan en frecuentes cortes de luz.