Gobierno niega ola de secuestros pero admite “situación compleja”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, admitió que a la hora de la prevención "la situación es muy compleja porque son casos en los que en dos minutos, en cualquier esquina, se levanta a una persona y se hace una transacción de auto a auto".
Miércoles 25 de mayo de 2016
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, negó que exista una ola de secuestros en el área metropolitana de Buenos Aires, aunque aseguró que hay "una situación muy compleja" para prevenir los hechos.

"Hay varias bandas que ya están presas, y las tareas que estamos haciendo demuestran que no hay un hilo conductor. Muchos casos son al voleo", expresó la funcionaria.

En declaraciones a radio La Red, la ministra admitió que a la hora de la prevención "la situación es muy compleja porque son casos en los que en dos minutos, en cualquier esquina, se levanta a una persona y se hace una transacción de auto a auto".

"Estamos trabajando con mucha información, con inteligencia criminal, intentando ver cuáles son los lazos que unen a estas bandas, que muchas ya están presas", agregó.

Bullrich explicó también que "hay un modus operandi que se está llevando adelante que se repite con bastante sistematicidad", pero aseguró que "no tienen relación las bandas que están operando".

"No es que hay un centro donde esto se planifica. Son dos o tres personas que se suben a un auto, que lo hacen al voleo, y eso genera dificultades. Pero creo que con el trabajo que se está haciendo, con la preocupación que tenemos, vamos a lograr detener a quienes están en estas modalidades, y terminar con esta cantidad de hechos ocurridos en estos meses", aseguró. Por último, la ministra de Seguridad evitó referirse a si existen "zonas liberadas" por parte de las fuerzas policiales, y si bien se excusó en que no conoce "la territorialidad" para hablar de regiones, aseguró que según el análisis que hace con los ministros de la Provincia, Cristian Ritondo, y de la Ciudad, Martín Ocampo, no hay "una conexión de otro tipo".

Esta mañana, un nene de 10 años estuvo secuestrado casi un día y medio tras ser capturado en inmediaciones de la villa Zavaleta, fue rescatado en un hotel del barrio porteño de Constitución, y la Policía detuvo a dos personas (uno de nacionalidad paraguaya y otro peruana) luego de que intentaran cobrar un rescate a cuatro cuadras de donde se encontraba cautiva la víctima.