Chile prohíbe Kinder Sorpresa y modifica la Cajita Feliz

Las nuevas normas apuntan a disminuir la alta obesidad infantil.
Jueves 26 de mayo de 2016
El chocolate Kinder Sorpresa y la Cajita Feliz de McDonald's fueron puestos bajo la lupa de las autoridades sanitarias chilenas, que decidieron directamente la prohibición del huevo de chocolate y la imposición de restricciones al promocionado menú de la cadena de comidas más famosa del mundo.

La nueva ley de etiquetado que empezará a regir se aplica en realidad a la comercialización de todos los alimentos, y en el caso de aquellos que tienen nutrientes llamados "críticos", con altas cantidades de sal, azúcar o grasas saturadas, no pueden ser promocionados con juguetes que funcionen como "gancho" comercial.

"El Kinder Sorpresa tiene un gancho y por lo tanto no podrá ser vendido en nuestro país. La cajita de McDonald's tiene alta cantidad (de nutrientes críticos) y tampoco puede ser entregada con un gancho comercial. Tal como está la Cajita hoy, no es 'feliz'", dijo Tito Pizarro, jefe del Departamentos de Políticas Públicas del Ministerio de Salud (Minsal).

La nueva ley de etiquetado pretende frenar la obesidad en el país, que es el segundo con mayor cantidad de obesos en América latina y presenta además una de las tasas más altas de obesidad infantil según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO). El 9,5 % de los chilenos menores de cinco años son obesos, según la organización internacional, mientras que datos del Minsal señalan que más de un 30% de los chicos y chicas de hasta siete años sufre de exceso de peso.

La decisión de revertir estas cifras impulsó al gobierno a crear esta exigente ley que apunta específicamente a los niños. Un primer aspecto de la normativa está vinculado a la información: los productos envasados deberán tener una etiqueta que advierta sobre los altos contenidos de azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías. Si sobrepasan los límites establecidos por el Minsal, los productores deberán rotular el envase con un símbolo negro con letras blancas, que ya comienza poco a poco a observarse en los supermercados chilenos.

Un segundo aspecto de la ley es la publicidad dirigida a los chicos: ninguno de los alimentos que tengan al menos uno de estos sellos negros podrá tener publicidad que apunte a los menores de edad. El gobierno no quiere que las empresas abusen de la ingenuidad de los chicos, que consumen uno u otro producto seducidos por las imágenes. De acuerdo a la nueva ley, estos alimentos con nutrientes críticos no podrán venderse, regalarse ni ofrecerse en establecimientos educativos de la primaria y secundaria. Desaparecerán de los negocios de las escuelas, donde se deberá implementar una oferta de alimentos más saludables. En algunos municipios chilenos la medida se ha ampliado y directamente se prohibirá la venta de estos productos en los alrededores de los establecimientos educacionales.

Cabe recordar que el huevo Kinder Sorpresa, por otros motivos, ya ha sido prohibido en los Estados Unidos. La razón es muy simple, las autoridades norteamericanas consideran que el pequeño juguete dentro del huevo puede representar un peligro para los chicos, que podrían tragarlo y asfixiarse, por lo cual han decidido vetarlo.