YouTube: así se crean las populares y ricas papas fritas

Video imperdible.
Viernes 27 de mayo de 2016

Según el lema de la compañía, cuando "haces pop, ya no hay stop". Y así es, ya que un tubo de Pringles (o una bolsa de cualquier otro tipo de "snacks") tiene la capacidad de hacer que los comensales no se alejen de la mesa hasta que se haya acabado la última papa frita.

Muchos afirman que este tipo de comida merece ir directamente a la basura por contar con muchas grasas. Debe ser por eso por lo que la compañía ha permitido que se grabe su proceso de fabricación y se suba el resultado a YouTube, donde ya se ha hecho viral.

Con todo, y a pesar de que este clip ha logrado hacerse viral en YouTube al cosechar más de 10.000 visitas en apenas dos jornadas, lo cierto es que el nuevo video no es más que una copia (con otro narrador, eso sí) de un antiguo cortometraje que fue publicado hace más de un año en el canal "Howitsmade".

Este, en su momento, ya logró más de un millón y medio de visitas y, como puede verse en esta red social, era más largo que el que actualmente está causando gran revuelo en internet, porque incluía también la forma en la que se fabrican los tubos en los que se guardan las papas.

Independientemente de la fecha en la que fuera publicado, lo que está claro es que el proceso de elaboración de las Pringles es más complejo de lo que podría parecer en un principio. Como bien explica este video, todo empieza con la mezcla que dará lugar a la masa de las papas. Esta está formada por dos tercios de "cereales de papa" (como se explica literalmente en el clip), una parte de agua y, finalmente, almidón. Toda esta pasta es mezclada y transportada en una cinta hasta unos gigantescos rodillos.

Cuando ya están en esta parte, los rodillos dejan caer sus cuatro toneladas de peso sobre la masa para aplanarla y crear una fina hoja. Posteriormente, el resultado pasa por un molde que les da su característica forma ovalada a las papas y separa la masa sobrante (la cual será reciclada para fabricar más aperitivos). El siguiente paso es llevar las Pringles hasta un molde que las vuelve cóncavas para que, posteriormente, sean fáciles de apilar.