Científicos explican por qué, aún, no hay cura para alzheimer

Encontrar una cura para el alzhéimer no ha sido posible porque durante 30 años los científicos han comprendido mal la causa de la enfermedad, se desprende de un nuevo estudio.
Viernes 27 de mayo de 2016
Investigadores del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.) han descubierto que la proteína beta-amiloide, que se observa en el cerebro de personas que sufren demencia y que se consideraba la causa de la enfermedad de Alzheimer, en realidad forma parte del sistema inmune. Así lo informa el sitio del hospital, que pertenece a la Escuela Médica de Harvard.

Los investigadores han llevado a cabo los primeros experimentos con la proteína en ratones y descubrieron que los animales manipulados genéticamente para producir la proteína sobrevivieron significativamente más tiempo que los ratones normales después de que sus cerebros fueran infectados con salmonela. Por lo tanto los científicos llegaron a sugerir que esta proteína protege contra infecciones letales.

Robert Moir, uno de los autores del estudio, ha señalado que "la opinión generalizada" de que el alzhéimer está causado por la actividad anormal de la proteína beta-amiloide "ha guiado las estrategias terapéuticas y el desarrollo de fármacos durante más de 30 años". Moir ha destacado que el nuevo estudio demuestra que "esta visión es incompleta". Por lo tanto la investigación explicaría por qué los medicamentos que atacan a la proteína nunca han funcionado para revertir o ralentizar la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

Según Moir, este estudio apunta a que "la patología del alzhéimer puede surgir cuando el cerebro percibe que está siendo atacado por patógenos invasores". El científico, no obstante, ha indicado que "se necesitan estudios adicionales para determinar si están involucradas infecciones reales".