Niña muerta hace 145 años fue hallada por albañiles

Albañiles que remodelaban una vivienda de San Francisco encontraron un pequeño ataúd con el cadáver muy bien conservado de una niña con una largo vestido blanco rodeado con hojas de eucalipto.
Viernes 27 de mayo de 2016
Albañiles que remodelaban una vivienda de San Francisco encontraron un pequeño ataúd con el cadáver muy bien conservado de una niña con una largo vestido blanco rodeado con hojas de eucalipto.

LOS ÁNGELES, California.- El cadáver de una niña que murió hace aproximadamente 145 años fue encontrado en muy buen estado de conservación dentro de un pequeño ataúd que estaba debajo de una vivienda de San Francisco, California.

El cuerpo de la niña, de unos 3 años de edad, estaba acomodado sobre una cama de hojas de eucalipto y en una de sus manos sostenía una rosa roja, declararon quienes vieron el féretro.

Después de un siglo y medio la difunta niña aún luce sus cabellos rubios, lleva el largo vestido blanco con el que fue sepultada y aunque se desconoce su identidad, quienes la descubrieron la bautizaron como "Miranda".

Se cree que la niña pertenecía a una familia pudiente de San Francisco debido a los acabados en bronce del ataúd y la forma en que estaba arreglado el cuerpo, rodeado de flores de violeta y hojas de eucalipto.

El hallazgo ocurrió el pasado 9 de mayo cuando trabajadores de la construcción remodelaban la cochera de una vivienda en el vecindario de Lone Mountain, en el distrito Richmond.

La propietaria de la vivienda, Ericka Karner, declaró a la prensa que el hallazgo no la soprendió del todo, pues sabía de los antecedentes históricos del área.

En los años de 1800 en el distrito de Richmond había varios cementerios que dejaron de operar a principios del siglo XX. Las tumbas fueron reubicadas a un nuevo panteón al sur, pero aparentemente no todos los cadáveres fueron removidos.

El ataúd, de unos tres pies de largo con dos cristales por los que se alcanzaba a ver el cuerpo de la niña difunta, fue entregado a Garden of Innocence, una organización que se encarga de sepultar a niños que murieron en el abandono.

De acuerdo con Elissa Davey, directora de Garden of Innocence, será muy difícil poder identificar a la niña ya que los archivos del cemeneterio parecen haber desaparecido. De acuerdo con los características y las condiciones del ataúd se estima que la niña murió hace 145 años.