Blanqueo: buscan captar unos 20.000 millones de dólares

A partir de este proyecto que ingresará la semana próxima a la Cámara de Diputados, quienes declaren fondos pagarán diferentes alícuotas. También se elevará el piso de Bienes Personales de $305 mil a $800 mil.
Viernes 27 de mayo de 2016
El gobierno espera que unos 20.000 millones de dólares ingresen al blanqueo de capitales, según proyecciones que maneja el macrismo, mientras que también se elevará el piso de Bienes Personales de $305 mil a $800 mil.

A partir de este proyecto que ingresará la semana próxima a la Cámara de Diputados, quienes declaren fondos pagarán diferentes alícuotas.

Así lo explicaron funcionarios que trabajaron en el paquete de medidas.

Quienes blanqueen más de $800.000 este año pagarán 10%, mientras que los ingresos desde $305.000 hasta $800.000 durante 2016 pagarán 5% de alícuota, lo mismo que quienes registren propiedades inmuebles no declaradas ante la AFIP.

El proyecto incluye, además, la suba del piso no imponible de Bienes Personales, a $800 mil.

Irá subiendo anualmente hasta desaparecer y -eventualmente- ser reemplazado por un impuesto a la herencia, hacia 2019.

Junto al blanqueo se presentará una moratoria y un plan de pagos para deudores ante la AFIP.

El blanqueo se podrá hacer dejando la plata en el exterior o registrándola en una entidad financiera local.

Será por medio de dos vías:

- Un depósito en efectivo en una cuenta, con dinero que quedará inmovilizado hasta que termine el plan.

- Por la suscripción de dos bonos: uno a 3 años que no devengará interés u otro a seis años, con uno que otorgará un rendimiento del 5% anual a partir del cuarto año.

Quedarán excluidas las personas procesadas o condenadas por evasión y lavado de dinero, entre otros delitos.

Pese a que varios legisladores ya se manifestaron en contra, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, dijo que podrán blanquear funcionarios públicos, pero luego se aclaró que seguirá vigente la obligación de que hagan pública su declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción (OA), lo cual operará como un
desincentivo para que lo hagan.

También podrán hacerlo ex funcionarios públicos que hayan cumplido funciones desde 2011, aunque también tendrán la misma obligación ante la OA durante cinco años, para colocarlos en pie de igualdad con los actuales funcionarios.

Además, habrá un premio para los cumplidores, a quienes se los eximirá de pagar el impuesto a los bienes personales de 2016-2018, una vez que consigan un certificado de parte de la AFIP.

El otro "premio" será que los anticipos de ganancias podrán financiarse con el pago en cuatro cuotas.

Por otra parte, habrá una moratoria general de los principales impuestos nacionales -con condonación de multas y punitorios- y un plan de pagos de la AFIP de 60 cuotas.

El proyecto propone la creación de una comisión para la reforma tributaria a la que el Poder Ejecutivo le "sugerirá" reinstaurar el impuesto a la herencia, que actualmente lo manejan las provincias.