La daga de Tutankamón es extraterrestre

Al menos esa es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores, que han publicado los resultados en la revista especializada Meteoritics & Planetary Science.
Lunes 30 de mayo de 2016

Dos años después de la apertura de la tumba de Tutankamón, el 12 de febrero de 1924, se comenzó a desvendar al rey. A medida que se fueron retirando las vendas aparecieron unos 150 objetos de joyería. Quizás el más curioso de cuantos objetos fuera una daga de hermosa empuñadura de oro con incrustaciones en cornalina y cristal de roca, con una vaina de oro. Se cree que fue un regalo de algún monarca extranjero y que podría tratarse de hierro meteórico.

El estudio ha confirmado además el alto valor que los antiguos egipcios daban a este metal para la producción de objetos preciosos

Según una investigación internacional, el hierro con el que se fabricó esta daga hallada en la tumba del faraón procede de un meteorito.

De acuerdo a esta investigación internacional llevada a cabo por científicos italianos en colaboración con el Museo Egipcio de El Cairo, el hierro con el que se fabricó una de las dagas halladas en la tumba del faraón egipcio procede en realidad de un meteorito.

El equipo de investigadores ha logrado confirmar y documentar el origen meteorítico del hierro de la hoja de la daga que perteneció a Tutankamón, zanjando así el debate existente durante años por muchos estudiosos sobre la introducción y expansión de la metalurgia del hierro en diferentes civilizaciones.

Gracias a una espectrometría de fluorescencia de rayos X han podido determinar con precisión la composición de la hoja de la daga. Las concentraciones de níquel y cobalto de la hoja son propias de los meteoritos de hierro.

Además, el estudio ha confirmado el alto valor que los antiguos egipcios daban a este metal para la producción de objetos preciosos.