Boudou dejó el Senado con una deuda impaga de $ 126 millones

Así lo reveló una auditoría encargada por la vicepresidente Gabriela Michetti. Entre febrero y noviembre de 2015 subió el gasto en sueldos en más de 700 millones.
Martes 31 de mayo de 2016
La presidenta de la Senado, Gabriela Michetti, informó que su antecesor Amado Boudou incrementó el gasto en sueldos, entre febrero y noviembre del 2015, "en más de 700 millones de pesos", además de haber incorporado "más de 2.000 nuevos contratados" y haber pasado "otros 1.300 empleados" a la planta permanente de la Cámara alta. Dejó una deuda impaga de 126 millones.

"La auditoría encargada por la presidenta del Senado Gabriela Michetti a la UBA permitió establecer que en 2015 el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou aumentó el gasto en sueldos del Senado en más de 700 millones de pesos. A través de dos decretos de febrero y noviembre de 2015, Boudou había incorporado más de 2.000 nuevos contratados y pasó a planta permanente otros 1.300 empleados", informó Michetti.

En un comunicado, la vicepresidente apuntó que "con la actuación de la comisión revisora de los contratos firmados por Boudou en 2015, que se constituyó con el apoyo de todos los bloques del Senado, de las 2.035 rescisiones, 615 fueron reconsideradas: 175 por casos de diversas discapacidades y otros 460 por otras causales, pero las reincorporaciones se concretaron en planta temporaria con reducción de una a tres categorías. A esto deben sumarse 275 jubilados".

"Además, se cancelaron más de 300 comisiones de servicio, el sistema por el cual empleados jerárquicos de otras reparticiones públicas eran 'comisionados' al Senado, que se hacía cargo de sus salarios", al tiempo que en forma paralela "se puso en marcha el proceso de chequeo biométrico de ingresos y egresos de los empleados, un sistema 'antiñoquis' para evitar el desmadre en el manejo de personal que caracterizó a la última gestión", se indicó.

De acuerdo con la información suministrada, "la inflada plantilla permanente fue reducida, con acuerdo de los sindicatos, en un 35 por ciento y el nuevo organigrama en el que trabaja la secretaría administrativa del Senado prevé la reducción en otro 35 por ciento de los cargos políticos, por lo que las direcciones generales pasarán a ser dos en lugar de ocho" y en líneas generales se calculó que con la reducción de personal realizada se produjo un "ahorro" estimado "en 651 millones de pesos, equivale a 55 millones de pesos mensuales".

Michetti también acusó a Boudou de haber dejado de pagar "casi todas las cuentas del último año de su gestión: no pagó los pasajes de avión en la estatal Aerolíneas Argentinas, ni las cuentas de luz, gas y TV por cable, por lo que le dejó a la nueva administración una deuda de 126 millones de pesos", se indicó, tras lo cual apuntó que la nueva gestión "canceló casi la totalidad de la deuda con Aerolíneas, que llegaba a los 58 millones de pesos".

En el recuento de situaciones irregulares encontradas, se enumeró que "todas las contrataciones se hacían por legítimo abono en vez de por licitación"; "el 40 % de las contrataciones por legítimo abono no tenían apertura de expedientes"; "400 expedientes de personal se encontraron irregularidad, en la que los empleados tenían dos cargos en el Estado"; y de mil expediente de personal tomados al azar "el 100 % estaba mal hecho. Hay falta de documentación e irregularidades".

A eso se suma que "se encontraron casos de sobreprecio en algunas contrataciones. Como, por ejemplo, la contratación de Streaming se abonaba u$s 7000 por mes. Hoy, con licitación hecha correctamente, se abona u$s 1200" y se indicó que "otra contratación extraña es la del servicio de Bloomberg para la oficina privada de Boudou, por u$s 2.125 mensuales, la cual fue dada de baja inmediatamente" y "se encontraron 5 casos de empleados que vivían en el exterior".