Nuevo ministro de Justicia admite un panorama complejo

Gustavo Ferrari, garantizó “mano firme para las reformas” y adelantó que el sistema penitenciario será prioridad.
Miércoles 1 de junio de 2016
El nuevo ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, admitió hoy que se vive un "complejo panorama" en esa área, aunque garantizó continuidad de reformas iniciadas "con la misma mano firme" que la gobernadora María Eugenia Vidal "ha demostrado en otros ámbitos".

En ese sentido, el sucesor de Carlos Mahiques, que ayer presentó su renuncia al cargo tras haber asumido en diciembre, afirmó que la prioridad será la reforma del sistema penitenciario, y también del penal, para que haya "una respuesta más activa a las demandas de la ciudadanía".

"Tenemos un complejo panorama por delante, pero una decisión absoluta de la Gobernadora de llevar adelante (las reformas) con la misma mano firme que ha demostrado en otros ámbitos del quehacer para este tema", señaló.

En declaraciones a radio Nacional, Ferrari, ex socio político de Francisco de Narváez y de Daniel Scioli, aclaró que su gestión será "una continuidad" de la iniciada por Mahiques, a quien calificó de "amigo", y que, aseguró, "sentó las primeras bases de las necesarias reformas que hay que implementar en la Provincia".

En ese marco, afirmó que Vidal planteó como "prioridad absoluta" la reforma del sistema penitenciario de la Provincia, "que está en emergencia", aunque también resaltó la importancia de la atención "a las víctimas" de delitos.

Ferrari desestimó que sea cultor de la "mano dura", algo que calificó de "antiguo", y garantizó que "en todas las reformas van a estar garantizadas la presencia de los derechos humanos".

"Todas las reformas tienen que estar de la mano de aquello que garantiza los derechos de todas las partes involucradas. Pero los de las víctimas tienen que ser respondidos especialmente. Creemos en la aplicación de la ley, y en la firmeza de la aplicación de la ley, con todas las garantías de los derechos humanos", agregó.

Por otro lado, Ferrari admitió su relación con el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y dijo que es un "honor" que lo haya convocado el año pasado para sumarse a la Comisión Directiva del club, aunque desestimó las especulaciones sobre que eso haya influido para su nombramiento.

"Eso desvaloriza el poder de la Gobernadora. Ha decidido autónomamente nombrarme en el cargo, decidir que todo el trabajo que llevó adelante Mahiques sea continuado en la gestión. Ha sido una decisión absolutamente autónoma", enfatizó.