Ante el paro, Energía pidió a las empresas "reducir a cero" el consumo de gas

El ministerio conducido por José Aranguren dijo que esa medida preventiva es hasta que se levante la huelga de trabajadores en Tierra del Fuego y se resuelvan los problemas de importación. También podría cortarse el suministro de GNC.
Miércoles 1 de junio de 2016
El Ministerio de Energía le solicitó este martes a las principales industria del país “reducir a cero en el menor tiempo posible” el consumo de gas para garantizar ese fluido a los hogares, hasta que se resuelvan problemas coyunturales de importación de GNL y se levante una huelga que afecta la provisión desde Tierra del Fuego.

Al mismo tiempo, la cartera que conduce Juan José Aranguren advirtió a través de un comunicado de prensa que de mantenerse la medida de fuerza gremial “el miércoles se deberá cortar el suministro de GNC (Gas Natural Comprimido) en todo el país”.

Las medidas fueron planteadas por el Comité de Emergencia convocado por el Ente Nacional Regulador del Gas a instancias de la cartera energética, de la cual participaron empresas distribuidoras, productores, transportistas y grandes consumidores.

En esa instancia se decidió “solicitar a las industrias a iniciar el corte progresivo de sus consumos con el objetivo de llegar a cero en el menor tiempo posible, para preservar el abastecimiento a los hogares, hospitales y escuelas de la República Argentina”.

El Ministerio de Energías explicó este martes que el problema en el suministro se originó en la demora en la descarga de dos barcos de gas natural licuado (LNG, según la abreviación en inglés) debido a la sudestada que afecta a los principales puertos de abastecimiento.

A esta situación climática se le sumaron los inconvenientes en el suministro de gas natural debido a la medida de fuerza del Sindicato de Petroleros Privados de Tierra del Fuego -que repercutió en una reducción de ingreso al sistema argentino de gas de 16 millones de m3-, a lo que se suma otro paro en la planta de la empresa Refinor.

La primera medida referida por el Gobierno nacional responde a la convocatoria del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Tierra del Fuego, y el Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo, Gas y Biocombustibles Privado de esa provincia, para un paro de actividades a partir de la medianoche del miércoles que generará una baja de presión en el envío de gas desde la isla hacia el continente.

La medida de fuerza se realizará en adhesión a la jornada de protesta y movilización que organizaron para este miércoles distintas entidades sindicales, sociales y políticas de la ciudad fueguina de Río Grande, para oponerse al fuerte aumento de la tarifa de gas en la región.

La medida de fuerza afectará principalmente a los trabajadores de la planta de Total Austral, que es la que inyecta gas al Gasoducto San Martín

La estrategia de los petroleros consistirá en retirar a su personal, entre 1.500 y 2.000 personas, de las plantas productoras de hidrocarburos en la zona norte de Tierra del Fuego, en particular de la terminal de Total Austral desde donde se inyecta el fluido al Gasoducto San Martín que luego lo transporta por toda la Patagonia hasta la provincia de Buenos Aires.

El otro conflicto en ciernes es el planteado por el Sindicato de Trabajadores del Gas y el Petróleo de Salta y Jujuy que desde la medianoche de este miércoles mantiene un paro de actividades en los yacimientos y refinería de Campo Durán, que explota la empresa Refinor, en el norte salteño.

En este caso, la decisión de iniciar medidas de fuerza fue motivada por la falta de respuestas a los pedidos de discusión de paritarias salariales.

El Comité de Emergencia, además, solicitó como medida complementaria restringir al mínimo posible el suministro de gas a las centrales térmicas de generación eléctrica para tratar de mantener el sistema eléctrico sin cortes.

El Ministerio de Energía precisó que para asegurar aún más el suministro eléctrico se importaron 1.200 Mw, y se está gestionando la importación de al menos de 3 millones de m3 de gas a través del Gasoducto Gas Andes en la provincia de Mendoza, provenientes de Chile.

El Comité también realizó una convocatoria a los usuarios a hacer un uso responsable del gas natural considerando los motivos de fuerza mayor, en momentos en que las bajas temperaturas incrementa la demanda energética.

Más allá de las condiciones climáticas que dificultaron los desembarques de GNL en los puertos con instalaciones de regasificación, se sumaron las protestas del sur patagónico por los incrementos tarifarios, en momentos en que los mandatarios de la región se aprestan a mantener este miércoles una reunión con funcionarios del Gobierno para buscar alternativas a los fuertes incrementos.