Un argentino lideró la construcción del túnel más largo

La obra demoró 17 años y requirió una inversión de 12 mil millones de dólares.
Jueves 2 de junio de 2016
Un argentino fue parte de una hazaña de la ingeniería civil, el túnel ferroviario más largo del mundo.

La obra, que demoró 17 años y requirió una inversión de 12 mil millones de dólares, comunica las ciudades suizas de Erstelfd y Polleguio y atraviesa los Alpes.

Leonardo Rondi, de 55 años, se graduó en La Plata y trabajó desde el principio en el proyecto de San Gotardo. Ahora liderará otras dos importantes obras en el país.

Este veterano de la Guerra de Malvinas se fue a Milán hace 25 años con una beca, también estudió en Alemania.

La construcción fue compleja y Rondi cumplió distintas funciones en su rol de jefe de proyecto. “Lo primero fue la parte civil de la obra, la excavación, que se terminó en 2011. Luego se siguió trabajando en la parte electromecánica y en toda la técnica ferroviaria, la ventilación, el equipamiento... Y llegamos a hoy, el día que puede pasar un tren. He aprendido muchas cosas”, dice, humilde.

Vendrá la semana próxima a dar una serie de conferencias y en sus planes están ahora dos proyectos también de gran impacto: la Autopista Ribereña (que correría en parte en un túnel a lo largo de Puerto Madero) y el Túnel de Agua Negra que comunicará San Juan con la región chilena de Coquimbo a través de la Cordillera de Los Andes y del cual es el director general.