Gustavo Yankelevich: "Siento las señales de Romina"

Conmovedor relato del empresario de la televisión y padre de la actriz Romina Yan. Imperdible charla con Ari Paluch en Radio Latina 101.1.
Jueves 2 de junio de 2016

Gustavo Yankelevich abrió su corazón en el reportaje con Ari Paluch en El Exprimidor y compartió señales que le envió su hija: "Un día le hablé muy seriamente y le dije "oíme, ¿no te das cuenta que estoy hecho mierda?, me tenés que ayudar, quiero una señal, no algo que yo crea que es tuya, quiero una señal de verdad". Ese día me iba a Brasil con mi socio, estábamos en Ezeiza y pasé por Migraciones. Cuando pasé, la mujer me mira antes que le dé el documento, me dice "Inolvidable Romina, en casa la amamos". Le di mi documento y me fui. Estaba en shock, le había pedido a las 9 de la mañana que me diera una señal".

Emocionado, el ex marido de Cris Morena, agregó, este martes: "Pasan 15 días, me voy a los Estados Unidos con mi mujer. Paso a una cabina y me encuentro a la mujer, no me dijo nada. Eso me demostraba que no era una cholula, que era una señal. Yo le dije "señora hace 15 días pasé por acá y la ví". Ella me repite "inolvidable Romina". Le dije que había sido la mensajera de mi hija. Le di un beso y abrazo, me sentí mejor y me fui".

Finalmente, Gustavo agregó una anécdota trascendental con Romina, que repitió la consigna de que su hija era inolvidable: "Se cumplía el segundo aniversario de la muerte de Ro. Un día difícil, abro la compu y leo Clarín diciendo que se cumplía un aniversario. Entro para ver la nota, era maravillosa. El título era "inolvidable Romina". Dije "gorda, me quedo tranquilo que estás conmigo". La que escribió la nota fue Adriana Schettini. La llamé para agradecer. Ella me dijo que no tenía nada que agradecer, que era lo que sentía. Le conté lo de Ezeiza. Ella se puso a llorar y no podía hablar... Me dijo que la nota la había escrito hace tres días con el título "eternamente Romina" y cuando la fue a entregar le cambió por "inolvidable". Cuando me pasan ese tipo de cosas, me siento con una felicidad suprema porque sé que está y me reafirma que voy a estar con ella".