Evacuan personas y obras de arte en el Museo de Louvre

El museo más visitados del mundo cierra hoy al público para trasladar parte de sus colecciones, situadas en zonas inundables, por la crecida del río Sena.
Jueves 2 de junio de 2016

El Museo del Louvre de París cerrará hoy sus puertas para evacuar parte de sus colecciones a causa del fuerte temporal de lluvias que cae sobre París desde principios de esta semana. El Sena superó ayer los cinco metros de altura y se espera que alcance los seis metros durante el día, por lo que los museos situados en su orilla extreman las precauciones.

El Louvre decidió activar ayer la primera fase de su plan de prevención contra las inundaciones, que contempla 72 horas para que las obras albergadas en sus depósitos subterráneos sean evacuadas hacia las plantas superiores del museo. “El objetivo es proteger las obras situadas en zonas vulnerables a las inundaciones desplazándolas a los pisos más altos”, expresó ayer el Louvre en un comunicado del gabinete de crisis.

Un centenar de trabajadores participarán en el desplazamiento de las obras. Todos ellos son empleados de los distintos departamentos del museo que se presentaron como voluntarios durante los ejercicios de prevención.

Según datos del Louvre, con alrededor de nueve millones de visitantes en 2015, el 70% de los depósitos del museo se encuentran en una zona inundable, porcentaje equivalente a una superficie de 8.600 metros cuadrados, donde se encontrarían unas 220.000 obras. Que el desplazamiento de las obras llegue a buen puerto dependerá de cómo evolucione esta situación de emergencia.

Un estudio difundido por el museo tras un simulacro realizado en 2015 sostenía que el plazo de 72 horas contemplado por este plan no era suficiente para evacuar la totalidad de las obras y apuntaba que el museo “no dispone de 8.600 metros cuadrados en zonas no inundables para transferirlas”.

Por ese motivo, el Louvre anunció la creación en 2015 de un nuevo depósito en Liévin, en el norte de Francia, muy cerca de la segunda sede del Louvre en la ciudad de Lens. Ese almacén no se inaugurará hasta 2018, por lo que el museo deberá encontrar en las próximas horas otra solución, si la emergencia se agrava. “El objetivo es salvar el mayor número de obras posible”, admitían ayer fuentes del museo.

Cada una de las colecciones serán evacuadas siguiendo un orden de prioridad establecido por los distintos departamentos del Louvre, en función de la naturaleza y la vulnerabilidad de cada obra. El cierre se produce de manera preventiva, a petición de la Prefectura de Policía: todavía faltaba que el Sena creciera otro medio metro adicional para que fuera obligatorio hacerlo. El cierre podría prolongarse durante el fin de semana si la situación no mejora en París.