Macri se realizó estudios por una arritmia cardíaca

El jefe del Estado sufrió una arritmia cardíaca "leve", y a las 23.15 se retiró a la quinta oficial en un vehículo particular. Permaneció sedado por algunas horas.
Viernes 3 de junio de 2016

El presidente Mauricio Macri se sometió a una serie de estudios en una clínica privada de Olivos, tras sufrir una arritmia cardíaca "leve", y a las 23.15 se retiró a la quinta oficial en un vehículo particular.


El jefe del Estado permaneció sedado por algunas horas, razón por la que se especuló en un principio que podría quedar internado hasta mañana, pero poco antes de la medianoche Macri ya descansaba en la residencia presidencial.


Según un comunicado difundido por Presidencia, Macri presentó "alrededor de las 15 una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos".

Cuando concluyó la actividad, alrededor de las "19.30, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos", indicó la información oficial.
"Al constatarse que se revirtió la arritmia", se decidió que "permanecerá algunas horas más por precaución" en el centro asistencial, para retornar luego a la quinta de Olivos, indicó el comunicado.


Según detalló el vocero presidencial, Iván Pavlosky, los médicos le realizaron un electrocardiograma y un ecocardiograma doppler, y quedó en "estado de sedación"; horas después despertó de la anestesia y Macri se retiró del sanatorio por sus propios medios. Simón Salzberg, director de la Unidad Médica Presidencial, comentó que Macri, "a las 3 o 3 y media (de la tarde) empezó con síntomas no muy claros de palpitaciones" y que se le practicó un electrocardiograma que reveló una "fibrilación ventricular", es decir una arritmia.


"A las 19, como no revertía (el cuadro), decidimos traerlo acá para hacerle los estudios correspondientes, un análisis, un ecocardiograma. Se revirtió la arritmia, lo dejamos en reposo un par de horas y, como se sentiá bien, se retiró".


Aclaró que Macri "nunca" sintió dolores de pecho, sino sólo "palpitaciones" y "malestares vagos".


El médico se preocupó en explicar que la arritmia que padeció el Presidente es "tremendamente común, cosa de todos los días para nosotros", los médicos, y que "le indiqué que mañana haga reposo y el lunes retome la agenda habitual. No queda ninguna secuela", aseveró.


Sin embargo, al ser consultado sobre las causas del cuadro, el facultativo respondió: "Es una excelente pregunta. Uno no siempre sabe, pudo haber tenido que ver el estrés, pero no es tajante", pero aclaró, ante otro interrogante: "Si se hacen las cosas correctamente, es muy poco probable" la posibilidad de que derive en un ACV.


El rumor sobre una posible internación de Macri corrió en el transcurso de la tarde pero fue desmentido tanto por Presidencia como por Jefatura de Gabinete e, incluso, se difundió una foto del mandatario manteniendo una reunión con periodistas en la Residencia de Olivos para quitar entidad a la información.


En tanto, un periodista de la revita Caras, que tuvo la primicia antes incluso de que el hecho se produjera, explicó que en la Clínica Olivos "la cama estaba pedida desde las 18", razón por la que ese medio tuvo conocimiento previo del hecho que se iba a confirmar horas más tarde.


Así, el rumor volvió a circular y, esta vez sí, la noticia fue confirmada a través de un comunicado de Presidencia de la Nación, con los detalles sobre la salud de Macri. Esta misma noche, ante la consulta de TN, algunos periodistas que participaron de la última actividad presidencial coincidieron en manifestar que habían visto "algo cansado" al jefe del Estado, aunque en buen estado de salud y que nunca sospecharon lo que ocurriría poco después.