Lorenzetti: “Presiones a jueces buscan lesionar su credibilidad”

El presidente de la Suprema Corte de Justicia consideró que es para que los magistrados no tengan la “fuerza necesaria” para actuar en las causas. Fue tras reunirse con el Papa Francisco.
Sábado 4 de junio de 2016
El presidente de la Suprema Corte de Justicia Ricardo Lorenzetti criticó este sábado en el Vaticano las “presiones” que reciben los jueces y consideró que se busca lesionar la “credibilidad” de los magistrados para que no tengan la “fuerza necesaria” para actuar en las causas.

“La noción de juez y de la autoridad judicial está relacionada el sistema institucional y con la credibilidad. El juez el que es reconocido como tal, pero si el juez es atacado o presionado o deteriorado en su imagen, cuestión que se ve hoy en todo el mundo, este es un juez líquido, es una licuación de la autoridad judicial”, aseguró Lorenzetti al participar en el seminario sobre trata de personas y crimen organizado que organizó la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano.

“Muchos se preguntan ¿por qué hay presiones o licuación de la autoridad judicial? Porque es importante, si no, no la habría”, criticó el magistrado, que el viernes se reunió durante casi una hora con el papa Francisco.

“Luchar contra la trata de personas, contra la esclavitud del siglo 21 es algo que hacen los jueces o por lo menos deberíamos hacer y si lo hacemos tenemos presiones obviamente. Porque la mejor manera de que no funcione la lucha contra la trata es que no haya alguien con la fuerza necesaria para que las leyes se impongan y esto que es está sucediendo”, planteó.

En ese sentido, fue tajante: “Volver liquido el concepto de juez y ciudadano no son cuestiones que ocurren porque sí: son estrategias de debilitamiento de la persona en el siglo 21”.

Lorenzetti destacó, durante su intervención en el seminario sobre trata y crimen organizado, que “la visión del papa Francisco al instalar estos temas no está dirigida solamente a la cristiandad”.

"El Papa le habla a la humanidad. Y cuando menciona palabras tan fuertes como trata, nueva esclavitud en el siglo 21, narcotráfico, que la casa común está en peligro, estas palabras suenan más allá del lenguaje jurídico: en nuestras conciencias, suenan en nuestras vergüenzas”, aseveró Lorenzetti en un discurso con varias citas al Pontífice.

“Nadie pensó que en el siglo 21 estuviéramos hablando de nueva esclavitud. Hay que transformar nuestra cultura dentro de la que esta nuestro sistema jurídico, pero si no entendemos que en el fondo hay un problema de valores será muy difícil que después podamos proceder con la técnica jurídica adecuada”, reflexionó Lorenzetti.

"Este es un problema global, no se trata solo de que sigamos repitiendo lo que hacemos en cada país, sino que entendamos que hay que coordinar y pensar distinto”, agregó el magistrado.

En esa línea, el juez consideró “muy importante el mensaje que nos ha transmitido Francisco sobre el tema de los conceptos y que lo que se vuelve liquido es lo que pierde sustancia”.

Y explicó que esto se vuelve importante "en el tema de la noción de ciudadano y de la de juez”.

“En la globalización actual ambos términos corren el riesgo de ser líquidos, licuarse y perder significado, pierden credibilidad, y si pierden credibilidad quiere decir que nuestro pueblo no cree ya en su significado. Y esto es lo que nos debe llamar la atención”, advirtió.

“Tenemos que tener un modelo de pensamiento distinto. No se trata de repetir lo que venimos haciendo. Se trata de -como el Papa muy bien lo señala- cambiar nuestro modo de pensar, que tiene que ser integral. La idea de una ecología integral que está en la encíclica es extraordinariamente productiva”, destacó en referencia al escrito papal de 2015, Laudato Si’.

“No podemos solucionar una parte del problema si no entendemos la globalidad, si no entendemos todas las partes. Por eso tenemos que trabajar en las políticas públicas coordinadas”, pidió Lorenzetti, tal como afirmó el viernes en diálogo con Télam.

"No se trata solo del problema de la trata, sino del problema de la esclavitud humana, que no es un problema aislado, sino que es un problema de igualdad, de discutir la igualdad, cómo se organiza la sociedad en la economía. Y esto no lo podemos discutir sino entendemos que hay un problema planetario que es la naturaleza”.

“La visión integral es la mejor manera que tenemos, hoy, de entend