Paolo Guerrero guía a Perú en un duro triunfo contra Haití

El equipo que dirige Ricardo Gareca se impuso por 1 a 0 en el estreno de ambos equipos en el Grupo B .
Domingo 5 de junio de 2016
El renovado Perú del entrenador argentino Ricardo Gareca derrotó 1-0 este sábado a Haití en el CenturyLink Field de Seattle (noroeste), en el estreno de ambos equipos en el Grupo B de la Copa América Centenario.

El máximo goleador en activo de la Copa América, Paolo Guerrero, marcó el único tanto del choque a los 60 minutos con un gran remate de cabeza a un centro desde la izquierda de Edison Flores.

Guerrero suma cuatro Copas América consecutivas viendo puerta: hizo uno en Venezuela-2007, cinco en Argentina-2011, cuatro en Chile-2015 y ya lleva uno en Estados Unidos.

Perú había avisado en la primera parte con varias ocasiones de peligro pero sus atacantes se mostraron erráticos de cara al arco. El encuentro sólo tuvo tranquilidad antes de comenzar con un emotivo minuto de silencio en homenaje a la leyenda del boxeo Mohamed Ali, fallecido este viernes a los 74 años en un hospital de Phoenix.

El árbitro señaló el inicio y la paz se tornó en guerra. Los Granaderos haitianos formaron con tres delanteros pero se echaron rápidamente hacia atrás ante las acometidas de los peruanos, que no querían esperar ni un segundo más para ponerse por delante en el marcador.

Alentados por los gritos del Tigre desde la banda, los incas rondaron el área rival desde el pitazo inicial, aprovechando errores inocentes de sus adversarios, que perdían el balón una y otra vez en zonas de peligro ante la alta presión peruana.

Con este panorama, el primer disparo no tardó en llegar. Alejandro Hohberg se perfiló mal y su zurdazo salió muy desviado a los 2 minutos.

Segundos después, un activo pero errático Christian Cueva ensayó de nuevo el remate lejano pero el balón encontró con facilidad los guantes del arquero Johny Placide.

El partido tenía un dominador claro. Como un púgil que ataca sin piedad y otro que se defiende como puede, el propio Hohberg gozó de la ocasión más clara hasta ese momento a los 6 con un remate fallido a boca de jarro. Se resbaló en la lona y no logró embocar el balón a las mallas.

Poco a poco Haití se sacudió los nervios y Perú se confió en exceso. Así, a los 12, Duckens Nazon robó un pase en el centro del campo y se plantó frente a Pedro Gallese pero, sin energías, su tiro se estrelló en la pierna de un zaguero.

Sin las ideas claras ni pausa ni control, los mediocampistas desaparecieron y las áreas capitalizaron la contienda en la primera mitad.

El granadero Jerome Mechak rozó el horizontal con una buena falta a la media hora de juego, el inca Renato Tapia lo probó desde Perú, sin fortuna (37), y un desaparecido Guerrero voleó a las nubes una gran acción desde la izquierda de Cueva (38).

El caos se había apoderado del juego y en el intercambio de golpes los sudamericanos se sabían superiores...pero no lograban abrir el marcador.

La emoción continuó y Edison Flores estrelló el balón en el palo al borde del descanso (44)...segundos antes de que Haití casi se adelantara a la salida de un córner (45+1). Un caos maravilloso que acabó con los dos equipos en tablas en sus respectivos vestuarios.