Eurocopa en Francia: protestas, inundaciones y amenaza terrorista

A pocos días del inicio del certamen, el país anfitrión afronta una complicada situación social y de seguridad.
Martes 7 de junio de 2016
Francia espera una cantidad enorme de aficionados que llegarán al país para ver los partidos de la Eurocopa 2016.

Sin embargo, problemas como la amenaza de atentados, manifestaciones de diversos grupos de acción social, huelgas sindicales e inundaciones en el distrito capitalino se pueden convertir en un obstáculo relevante en el camino hacia la fiesta europea del fútbol.

Francia vive el sexto día de una huelga masiva que afecta al sector del transporte. Los activistas que se oponen a la reforma laboral planean extender su lucha social hasta el día de la manifestación nacional, previsto para el 14 de junio en París.

A las acciones de los sindicatos se han unido los trabajadores de las refinerías petroleras, compañías aéreas, aeropuertos, estaciones de autobuses públicos y del metro parisino, prácticamente causando el colapso del tráfico en Francia.

A estas protestas se añade también la participación de varios grupos de manifestantes que se oponen a la política migratoria del país y el aumento de la cantidad de los alimentos genéticamente modificados en el mercado francés.

Por otro lado, el caudal del río Sena a su paso por París alcanzó el pasado viernes los 6,1 metros, batiendo un récord de hace 34 años. Un día después su nivel disminuyó ligeramente, aunque la ciudad mantiene el segundo grado más alto de alerta y se teme que el río pueda desbordarse. Cuatro personas ya perdieron la vida.

Además, existe un serio peligro de atentados. Siete meses después de los atentados de París reivindicados por el Estado Islámico, François Hollande asegura que 90.000 policías están en servicio para proporcionar la seguridad necesaria para la celebración de la Eurocopa.

Los servicios de seguridad ucranianos, por su parte, este lunes anunciaron que un ciudadano francés, que fue detenido el 21 de mayo, cuando intentaba pasar de contrabando explosivos y armas hacia Polonia, planeaba realizar ataques contra 15 objetivos en Francia antes de la Eurocopa.