La ventaja de Kuczynski sobre Fujimori se reduce

El candidato de Peruanos por el Kambio tiene una diferencia menor a un punto porcentual sobre la aspirante de Fuerza Popular. Con el 97.10%: de los votos escrutados, van 50.14% a 49.86%.
Martes 7 de junio de 2016

El equipo del candidato de centro-derecha Pedro Pablo Kuczynski esperaba este martes obtener un triunfo ajustado frente a su rival, la populista de derecha, Keiko Fujimori, pese a que mantenía una ligerísima ventaja en el escrutinio de una elección presidencial con final de fotografía en Perú.

Con el 97,10% de los votos escrutados, la diferencia entre los dos candidatos era de 0,2 puntos porcentuales, que no le permite a las autoridades electorales anunciar quien de los dos gobernará Perú entre 2016 y 2021.

El candidato del partido Peruanos por el Kambio (PPK) obtenía un 50,14% de los votos contra 49,86% para la aspirante de Fuerza Popular (FP), según los últimos resultados difundidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en su portal de internet.

"Nos sentimos confiados porque el análisis que obtenemos a partir de los resultados faltantes de la ONPE, nos da un resultado de triunfo", dijo el candidato a la vicepresidencia por PPK, Martín Vizcarra, en la emisora local RPP TV.

"Este resultado es irreversible. Si bien aún la ONPE no ha llenado los datos que faltan, nuestros personeros traen copia de las actas y eso nos permite calcular que PPK ganará por unos 100.000 votos", agregó.

El lunes, Kuczynski -a quien se le conoce por sus iniciales PPK- salió al balcón de su casa en un exclusivo barrio de Lima, junto con su esposa. Ensayó unos pasos de baile pero dijo que no se pronunciará hasta contar con los resultados finales.

Desde la tienda contraria, Keiko Fujimori, de 41 años, pasó gran parte del día en su local de campaña y sostuvo reuniones durante gran parte de la jornada.

Al retirarse, Fujimori abrió la ventana del vehículo que la trasladaba, para saludar.

"Vamos a esperar con prudencia", dijo escuetamente. Estaba sonriente y con el pulgar en alto, en señal de optimismo.