Gendarmería liberó el piquete en Acceso Oeste

Unos 600 trabajadores de la empresa Ecotrans cortaban este mediodía el tránsito en el acceso Oeste para denunciar el vaciamiento de la compañía y la Gendarmería estaba lista para desalojar.
Martes 7 de junio de 2016

Unos 600 trabajadores de la empresa Ecotrans cortaban este mediodía el tránsito en el acceso Oeste para denunciar el vaciamiento de la compañía y la Gendarmería estaba lista para desalojar.

Los trabajadores pertenecen a la empresa del Grupo Plaza que circula entre el oeste del Gran Buenos Aires y la Capital Federal con las líneas 136, 153, 163, 317 y 253, y denuncian que están al borde de ser despidos.

Los manifestantes dijeron en declaraciones televisivas que "el Grupo Plaza está vaciando la empresa después de ponerla en venta y no lograr oferentes sólidos para su adquisición, lo que amenaza unos 1.200 puestos de empleo".

La Gendarmería Nacional desplegó un fuerte operativo de seguridad y logró que se despeje un carril para descomprimir el caos vehicular de al menos cuatro kilómetros sobre la arteria que une a la Capital con el oeste de la Provincia de Buenos Aires.

A las 13:20, los trabajadores despejaron la mano de la autopista que va hacia la Capital, pero mantenían el corte total en la mano hacia la Provincia.

Los trabajadores solicitaron una reunión con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, para que el Gobierno intervenga en el conflicto y obligue a la empresa a cumplir con sus servicios y no abandone sus recorridos concesionados.


Según afirman los choferes, la línea operada por el grupo empresario controlado por los hermanos Claudio y Mario Cirigliano podría cerrar e incluso ya se habrían llevado adelante algunas negociaciones para ceder el recorrido que actualmente hace la compañía de colectivos verdes.


Esta empresa transporta unas 200.000 personas entre estación Liniers, en la Capital Federal, con las localidades bonaerenses de Morón, Merlo e Ituzaingó, entre otras.


Los Cirigliano presentaron un plan de gestión a principios de mayo en el cual reclamaban más subsidios y asistencia del Estado para seguir ellos al frente de la empresa, por lo que dejaron entrever una eventual retirada en caso de no tener respuesta.