El Gobierno retrasa los cambios en el monotributo

No está previsto en el corto plazo un alza en los topes de facturación de este régimen, congelados desde 2013. Incluso, tiene en mente aumentar los aranceles para no perder recaudación.
Miércoles 8 de junio de 2016
Pese al reclamo generalizado por la creciente inflación, el Gobierno aún no tiene previsto actualizar los topes del monotributo. Incluso, para no perder recaudación estudia incrementar los montos a pagar.

Los topes están congelados desde hace tres años y no habría una definición al respecto en el corto más, y más luego de los cambios impositivos hechos en Ganancias, retenciones e IVA.

Para el fisco, el eje de controversia del monotributo no tiene que ver tanto con cuánto puede facturar el contribuyente, sino cuánto paga en cada escala y cuántos contribuyentes se ubican en las escalas más bajas.

En 2013 la AFIP dispuso en la resolución general 3529 duplicar los montos anuales de facturación para los pequeños contribuyentes, por lo que la categoría más baja (B) pasó de un límite anual de $ 24.000 a uno de $ 48.000 y la más alta (L) para bienes y servicios, de $ 300.000 a $ 600.000.

En paralelo, desde 2010 no se cambian los pagos al monotributo, que están, en el componente impositivo, en en $ 39 para la categoría más baja y en $ 2700 para la más alta.

Según el CPCE porteño, la AFIP trabaja en una resolución general que incrementará las escalas, o sea los valores de facturación, alquiler y otros parámetros que encuadran en el monotributo, y también los importes a pagar, pero hasta ahora no parece haber una definición en este sentido.