Multitudinaria marcha de taxistas contra Uber

Miles de vehículos se concentraron frente al Obelisco para protestar contra la aplicación. La mañana estuvo sitiada por autos negros y amarillos.
Jueves 9 de junio de 2016

Miles de peones de taxis y miembros de cámaras del sector concretaron una multitudinaria protesta en la avenida 9 de Julio, en el microcentro porteño, contra el funcionamiento de la empresa Uber, que traslada a pasajeros en vehículos particulares mediante el uso de una aplicación móvil.

La concentración, que comenzó poco antes de las 11 con epicentro en el cruce de esa avenida y la calle Sarmiento, interrumpió la circulación vehicular hacia el norte de la principal arteria de la ciudad de Buenos Aires, aunque los manifestantes dejaron liberada la traza del Metrobus.

La nueva protesta contra Uber, que finalizó a las 12.30, comenzó alrededor de las 10 con obstrucciones de tránsito parciales en distintos puntos del centro porteño por parte de taxistas y propietarios de vehículos de alquiler que se agrupaban con el fin de desembocar en el cruce de la 9 de Julio y Sarmiento.

En esa intersección, desde un palco, el secretario general del Sindicato de Conductores de Taxis de la Capital Federal, José Ibarra, insistió con que "Uber desconoce los fallos judiciales" en su contra.

"El país está en una etapa de transición del Gobierno, todos los argentinos tenemos que poner el hombro. Nosotros ponemos el hombro desde nuestro lugar de trabajo, tributando, cumpliendo con nuestras obligaciones y para eso estamos habilitados, no así esta aplicación que no tiene habilitación para circular por las calles", protestó.

Y amplió: "Le decimos a estos piratas del transporte, a los de Uber específicamente, que tendrán sus espaldas y sus bolsillos llenos de dólares, pero nosotros los argentinos, los taxistas argentinos tenemos el corazón de los compañeros que van a defender" su actividad, manifestó.

Otro de los oradores, a su turno, advirtió que "esta empresa Uber, monopólica y norteamericana, viene a tratar de quedarse con un mercado regulado que nos costó mucho lograr". Poco antes del acto, el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, advirtió que la actividad está "al borde del knock out" a causa de Uber y de la "recesión", a la vez que estimó que disminuyó la actividad de su sector en un "40 por ciento de los viajes" .

Además, calculó en "más de 5 mil" los vehículos involucrados en la protesta.

Por su parte, el presidente de la Cámara Empresaria del Autotaxi (CAMETAX), Horacio Pérez, aseguró en diálogo con radio El Mundo que Uber "está matando" la actividad, por lo que los propietarios decidieron compartir la protesta que encabezaron los trabajadores del sector.

Pérez reclamó al Gobierno que "de una vez por todas corte esta aplicación", ya que "ha sido declarada ilegal y sigue operando" porque la administración porteña "no le puede encontrar la solución", debido a que el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) "dice que es un problema nacional" En tanto, el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, cuestionó a Uber porque "busca todo el tiempo eludir las reglas" y "ni siquiera tiene CUIT" para operar.

A eso se suma que "los conductores no tienen seguro, ni licencia profesional, los vehículos no están habilitados y no tienen una verificación que garantiza saber que frena bien", mencionó.