Terminó el paro: este finde se normalizaría la venta de nafta

Desde el gremio aseguraron que los camiones van a salir de las plantas abastecedoras. Este viernes hubo largas colas en estaciones de servicio. Camioneros reclaman suba salarial del 42%.
Viernes 10 de junio de 2016
El Sindicato de Camioneros acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y levantó el paro de la rama de distribución de combustibles, en momentos en que comenzaba a registrarse un faltante de naftas en estaciones de servicio y extensas filas de autos para cargar combustibles. Es por eso que el suministro se normalizaría el fin de semana.

Los camioneros, que realizaban una huelga de 48 horas desde el miércoles a la noche en reclamo de una aumento salarial del 42% y una solución de fondo al Impuesto a las Ganancias, se comprometieron a comenzar a normalizar la distribución de combustibles y así garantizar este fin de semana la provisión de naftas a las estaciones de servicio.

"Siguen perjudicándonos con el impuesto al salario, que es un robo a los trabajadores. Hay que dejar de hacer parches como la excepción del medio aguinaldo", sostuvo Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio.

Y agregó: "Hay compañeros a los que les están descontando entre $5.000 y $17.000 por mes y el Gobierno tiene que tomar ya cartas en el asunto. Los trabajadores no quieren que el Estado les siga quitando parte de su salario".

Por su parte, la rama de recolección de basura, que se había sumado a primera hora de este viernes a la protesta, continuará "trabajando a reglamento", se indicó.

El dirigente de Camioneros, Sergio Jeréz, afirmó que "los camiones van a salir de las plantas abastecedoras de combustibles", al tiempo que aseguró que para la noche del viernes "debería normalizarse el suministro en todas las estaciones de servicios".

"Los camiones van a salir. Tardan media hora en entrar a la planta y salir con la carga y media hora más hasta las estaciones de servicios", explicó Jeréz.

En un principio, la cartera laboral había informado que había dictado la conciliación pero que, tras el paso de algunas horas, no se estaba acatando, por lo cual se había "intimado" al sindicato a cumplirla.

Por su parte, durante la mañana, los expendedores de combustibles advirtieron que "algunas" estaciones de servicio se estaba a punto de quedar sin naftas y gasoil, a raíz del paro, mientras que luego del mediodía comenzó a observarse extensas filas de autos en algunas estaciones de servicio del área metropolitana y de grandes ciudades del interior del país.

El sindicato que lideran Hugo y Pablo Moyano reclama un aumento salarial del 42%, frente al 28% en tres cuotas que ofrecieron los empresarios, mientras que el próximo miércoles se realizará una nueva reunión paritaria con las cámaras del sector.