Por protesta gremial, levantan molinetes de línea C

El servicio funciona con normalidad pero los usuarios pueden no pagar el boleto. Los Metrodelegados denuncian la pérdida de puestos de trabajo por instalación de máquinas.
Martes 14 de junio de 2016

Los "metrodelegados" de la línea C de subterráneos levantaban hoy los molinetes, debido a la pérdida de 350 puestos de trabajo por la instalación de las máquinas para cargar las tarjetas del sistema SUBE, según denunciaron, por lo que si bien el servicio funcionaba normalmente, los pasajeros viajaban gratis.

"Vemos que se está vaciando distintos sectores. Son 350 puestos de trabajo que la empresa no tiene intención de reponerlos. Estos nos genera una gran preocupación, y por eso tomamos esta medida", señaló el delegado Néstor Piris.

El gremialista explicó que en 2013 se firmó un acta para la instalación de las máquinas, en el cual la empresa Metrovías se comprometía a no reducir la plantilla de empleados, cosa que no cumplió, de acuerdo a lo que expresó.

"Por ahora decidimos tomar esta medida de fuerza y no otra mucho más elevada como sería la interrupción del servicio", advirtió Piris.