La autorizan a usar el semen de su marido muerto para poder ser mamá

El hombre falleció en la tragedia de Flores en 2011. La pareja se encontraba realizando un tratamiento de fertilización asistida.
Martes 14 de junio de 2016
Una mujer logró que la Justicia la autorice a utilizar el semen congelado de su pareja muerta para someterse a una fecundación in vitro.

El hombre murió en el siniestro ferroviario que se produjo en 2011 en el barrio porteño de Flores pero se llegó a la conclusión de que “tenía la voluntad firme de ser padre, deseo que se vio frustrado imprevistamente por el terrible accidente en el que perdió la vida”.

La jueza subrogante Celia Elsa Giordanino permitió la fecundación post mortem, mediante la utilización de semen cadavérico extraído a la víctima mortal del accidente que costó la vida a 11 personas, al considerar que "la fecundación post mortem no es una técnica prohibida".

Según la magistrada, "la decisión de tener hijos biológicos a través de técnicas de reproducción humana asistida (TRHA) forma parte del ámbito de los derechos a la integridad y libertad personal, a la vida privada y familiar", aseguró la jueza en el fallo.

En ese sentido, expresó que "la decisión de ser o no ser madre o padre es parte de ese derecho a la vida privada" y manifestó que "esos derechos son vulnerados si se obstaculizan los medios para que la mujer pueda ejercer el derecho a controlar su fecundidad".