Monseñor K: el nexo entre López y el Gobierno

El detenido, el exministro de Planificación Julio De Vido, Néstor Kirchner y la expresidenta Cristina Kirchner tenían contacto con el arzobispo Rubén Di Monte. De Vido lo visitaba con frencuencia.
Martes 14 de junio de 2016
El convento de monjas donde José López, el ex número dos de Julio De Vido, pretendía esconder cerca de 9 millones de dólares está ubicado en General Rodríguez. Y justamente era el Monseñor Di Monte, arzobispo emérito de Mercedes y Luján, quien tenían muy buena relación con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Di Monte, incluso, se había transformado en un "consejero espiritual" de De Vido y su mujer, ​Alessandra Minicelli, tras la muerte de un hijo de 21 años de la mujer en un accidente de tránsito en Río Gallegos.

Según cuentan los vecinos, De Vido solía ir frecuentemente a visitar al obispo emérito. Llegaba en helicóptero al Parque Industrial (a 15 cuadras del convento), solía ir a misa, comer un asado con Di Monte y se volvía a Buenos Aires.

Di Monte, que murió el 18 de abril de este año, se había retirado en 2007. Desde ese año residía en el monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima, en General Rodríguez, donde López quiso esconder el dinero.

Hoy el convento fue protagonista de un hecho de película: tras una denuncia de un vecino, dieron con López descargando dinero de una Cheverolet Meriva para esconderlo en el convento. Tenía 4 bolsos con dólares, euros, relojes y un rifle de asalto.