Schoklender: "López es el ingeniero del patrimonio personal de los Kirchner"

Así lo aseguró el ex apoderado de la fundación Sueños Compartidos al ser entrevistado por Ari Paluch en Radio Latina 101.1.
Miércoles 15 de junio de 2016
El ex apoderado de la fundación Sueños Compartidos, Sergio Schoklender, fue entrevistado por el periodista Ari Paluch en Radio Latina 101.1 donde se refirió a la escandalosa detención de José López, el exsecretario de Obra Pública kirchnerista,

Schoklender, que supo tener relación con López cuando estaba al frente a la construcciónd e viviendas sociales en Villa Lugano, admitió que “es un tipo muy ábil”. Y remarcó: “Le habrán pasado el dato desde Tribunales que iban a allanarlo. Fue con las chirolas que tenía en la casa a guardarlas de un amigo. Hoy tendríamos que haber tenido 20 ó 30 de allanamientos para saber si hay más plata. Su mansión la tiene en Luján”.

Durante la charla, aseguró López recaudaba directamente para el expresidente Néstor Kirchner: “Néstor lo pone a López para que maneje la obra pública con dos objetivos: una, disciplinar a los gobernadores e intendentes; y el segundo era recaudar fondos”.

“En cada lugar se cada lugar se formaban empresas de empresarios amigos a los que se les adjudicaban las obras con sobreprecios altísimos y retornos. Eran obras que nunca avanzaban. Casi el 50% del total de las obras terminaba volviendo a manos de López y De Vido y por ende a Néstor. Con esta plata se armaba el poder político y se compraba a jueces, fiscales y secretarios”.

Y brindó más detalles. Para Schoklender había dos líneas de trabajo: “López le respondía directo a Néstor mientras estaba vivo. El manejaban solo obra pública. La caja que manejaba De Vido tenía que ver con transporte, subsidio, combustible y Enarsa. Esa era una caja bestial.

“El día que sacudan un poco las plumas de lo que quedó de Enarsa van a ver que se gastaban 12 mil millones de dólares al año por exportar combustible. Se importaba energía en barcos fantasmas”, advirtió.

Según Schoklender, “la metodología de sobreprecios y retornos estaba ordenadita hasta que murió Néstor”. Para él, “cuando él se muere empieza el quilombo”.

Y describió a López como “el ingeniero del patrimonio personal de los Kirchner”. ¿Por qué? “Era el encargado de explicarle a Máximo y a Cristina el entramado inmobiliario que poseían porque no entendían nada”. Incluso, contó, que “Cuando Néstor murió, Cristina decía 'paren de robarme'”