Aceleran gasto en obra pública para reactivar la economía

La partida aumentó en mayo un 53% después de contenerla en los primeros meses del año. En ese sentido, dl déficit fiscal bajó en los primeros cinco meses un 46% interanual.
Sábado 18 de junio de 2016
El Gobierno aumentó en mayo un 53% los gastos en obras públicas, después de contenerlos en los primeros meses del año, y el déficit fiscal bajó en los primeros cinco meses un 46% interanual, según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP).

De acuerdo con el estudio, la inversión en emprendimientos oficiales se aceleró 53,3% en el quinto mes del año respecto del mismo lapso del anterior, en busca de su repercusión en el nivel de actividad económica.

El gasto en obras públicas había subido solamente un 2,9% en el primer cuatrimestre, según el estudio de la ASAP, periodo en que el Gobierno revisó los contratos, pagos y deudas dejados por la administración anterior.

Esto se reflejó en la subejecución del presupuesto manejado por esa cartera, que a esta altura debería estar en un 38%, pero se ubicó en un 16 por ciento.

Durante el mes pasado, las cuentas públicas registraron un déficit financiero de 16.200 millones de pesos que si se suman al rojo de 22.000 millones del período enero-abril, dan un resultado negativo acumulado de 38.200 millones, un 46% inferior al del mismo período del año pasado, según el estudio de la ASAP.

La entidad informó que en los primeros cinco meses del año se pagaron intereses por $56.800 millones, un 94% más que en igual lapso de 2015.

Así, el resultado primario registró un superávit de $18.600 millones frente a los 40.500 millones de déficit que hubo el año pasado.

Entre enero y mayo la ayuda económica provenientes del Banco Central y la Anses se multiplicaron por más de cuatro veces respecto del 2015, ya que por esta vía ingresaron en el fisco 51.300 millones, de los cuales 30.000 millones corresponden a utilidades del BCRA.

En mayo se aceleraron los gastos de capital, que subieron 18,2% interanual frente a la caída del 13,8% en el primer cuatrimestre y los gastos corrientes primarios, que se incrementaron 34,1% frente al 26,4% que habían crecido entre enero y abril.

De acuerdo con la ASP, la variación del gasto total fue de 28,6% en los primeros cinco meses, ubicándose nueve puntos por debajo del crecimiento de los ingresos, que subieron 41,5%.

El informe sostiene que las transferencias corrientes a provincias aumentaron un 82% en mayo contra una suba de 33% en el primer cuatrimestre, y las dirigidas al sector privado un 47%.