A China le salen competidores con menores costos laborales

El gobierno, preocupado por la pérdida de empresas manufactureras de bajo costo que optan por trasladarse a otros países, les está ofreciendo incentivos para instalarse en otras regiones más baratas de la potencia asiática.
Sábado 18 de junio de 2016
Al mismo tiempo, las autoridades quieren también elevar los salarios y estimular la demanda mediante el desarrollo de manufacturas de alta tecnología, como semiconductores y robótica.

Las autoridades, por ende, tienen que mantener un delicado equilibrio mientras tratan de impedir que los salarios demasiado rápido como para restarle competitividad a la economía y, por otra parte, estimulan otras clases de empleo fabril con el fin de aumentar los ingresos y crear una economía que dependa más del consumo.

China no publica cifras de cierres o reubicaciones de fábricas. No obstante, según un análisis de la investigadora Justina Yung de la Universidad Politécnica de Hong Kong por encargo de la Federación de Industrias de Hong Kong, la cantidad de plantas en manos de empresas de Hong Kong que operan en el Delta del Río de las Perlas, cerca de Hong Kong, descendió en un tercio a 32.000 en 2013 desde su máximo de 2006. Muchas de esas fábricas se trasladaron a países con salarios más bajos.

Los costos laborales de China han crecido más que la inflación durante años, según la consultora BMI Research, y en la actualidad casi cuadruplican los de Bangladesh, Camboya, Myanmar y Laos.

Algunas empresas textiles también hallan ventajas en Vietnam. "Mudarse a Vietnam es una tendencia", dice Wang Wei, gerente general de Guangzhou Weihong Footwear Industrial Co., que instaló en 2013 su primera fábrica en la ciudad del sudeste de Vietnam Thuan An, desde donde suple a gigantes del calzado deportivo comoNike Inc., Adidas AG y Puma SE. Weihong contempla la construcción de una segunda planta de zapatos y el traslado de varias plantas textiles desde China a Vietnam.