Recrean nómada con fisonomía extraterestres

Por primera vez en la historia del yacimiento de Arkaim, arqueólogos rusos han reconstruido con todo detalle la imagen de una mujer del pueblo nómada de los sármatas de los siglos III-IV D.C.
Martes 21 de junio de 2016
En Arkaim se hallaron las ruinas de una aldea y sus alrededores con multitud de restos arqueológicos de diferentes periodos, uno de los cuales corresponde a la presencia de los sármatas, un pueblo nómada de raíces iranias.

Los científicos recrearon la imagen de la mujer en un modelo en tres dimensiones muy preciso que incluso reproduce el color de la piel y de los ojos y su característica más interesante: el cráneo alargado. Precisamente por la rara forma de la cabeza la han apodado 'la sármata extraterrestre'.

"Antes las imágenes de los primeros seres humanos se recreaban en bronce y yeso, pero ahora se da preferencia a las copias multicolores de plástico o silicona", explica Yuri Makurov, jefe de la expedición arqueológica de Arkaim.

Makurov explica que la forma alargada del cráneo no es algo inusual entre los sármatas: en el 80% de los casos, durante las excavaciones de tumbas sármatas en la zona de los montes Urales se encuentran restos con una estructura ósea similar.

Los científicos explican que esta deformación se produce durante la primera infancia mediante la presión del cráneo entre dos tablas atadas con cuerdas. Esta práctica podría deberse a los estándares de belleza de los sármatas o bien a la voluntad de crear un signo distintivo para diferenciar a los individuos de su grupo de los extranjeros. Las prácticas de alargamiento de cráneo también tuvieron difusión en Egipto y entre algunos pueblos americanos.