A 30 años de los goles de Maradona a Inglaterra

El 22 de junio de 1986 se recuerda como el día del Partido del Siglo. La Mano de Dios y el mejor gol de la historia convalidan el elogio. Revivilo en Diario 26.
Miércoles 22 de junio de 2016
El 22 de junio de 1986 Diego Armando Maradona anotó dos golazos frente a la selección de Inglaterra en el Estadio Azteca de México. “La mano de Dios” y el Mejor gol del siglo xx se convirtieron en un hito que hoy cumplen 30 años de creados.

Una placa clavada en piedra volcánica, en un muro del estadio recuerda: "El Estadio Azteca rinde homenaje a Diego Armando Maradona por su extraordinario gol anotado en el partido Argentina-Inglaterra con el cual pasaron a las semifinales. 22 de junio de 1986". (Ver infografía)

Aunque esta placa no precisa cual es el gol "extraordinario" de los dos que Maradona hizo ese día en un partido "mágico" no se merece un calificativo menor.

Siete días después de aquellos goles, la Argentina de Maradona levantó la copa mundial, la segunda que ganaba después del 78, éxito del que se cumplen ya 30 años.

Maradona alcanzó el cielo en esa jornada cuando con ingenio calificó como "la mano de Dios" el gol que firmó recién iniciada la segunda mitad, justo antes de regatear ingleses desde su propio terreno para marcar el segundo, el gol del siglo pasado.

Sus goles tuvieron como testigos a 114.580 aficionados que estaban en el estadio Azteca, el templo del fútbol mexicano que celebró medio siglo el pasado mes de mayo.

El que no vio la mano, pero sí validó el tanto, fue el árbitro de Túnez Ali Benneceur, quien todavía hoy defiende su decisión al señalar que lo marcó como bueno porque su línea, el búlgaro Bogdan Dotchev, corrió al centro del campo.

En 2015, durante un viaje a Túnez, Maradona se reunió con Benneceur y le ofreció su amistad eterna al regalarle una camiseta de la selección de Argentina con la dedicatoria "para Alí, mi amigo eterno"; el árbitro le correspondió con una foto del día del juego.

Ya retirado, Benneceur asegura que el gol de la mano de Dios no fue su responsabilidad y se siente orgulloso de haber pitado un partido en el que estuvo "el mejor jugador del mundo", conservó su camiseta y vio el mejor gol del siglo.

Peter Shilton fue el guardameta inglés que recogió de dentro de la portería el balón en los dos goles de Maradona. Ninguno de los 125 partidos como internacional con Inglaterra lo marcó tanto como el disputado ante Argentina ese 22 de junio de 1986, tal y como se señala en su página de internet, en la que, además, afirma que ahora se dedica a dar conferencias.