Cristiano Ronaldo se enojó y lanzó un micrófono al agua

La estrella de Portugal estaba dando un paseo en las inmediaciones de un lago y el periodista luso le preguntó, micrófono en mano: "Ronaldo, ¿preparado para el partido de hoy?". Mirá las imágenes en la nota.
Miércoles 22 de junio de 2016
La estrella de la selección de Portugal, Cristiano Ronaldo, bajo presión después de dos primeros partidos en la Eurocopa-2016 sin marcar, se enfadó y lanzó al agua el micrófono de un periodista portugués, que se había acercado a preguntarle durante un paseo antes del crucial partido ante Hungría, según un vídeo difundido por la prensa española.

El equipo luso estaba dando un paseo en las inmediaciones de un lago cerca de Lyon y el periodista luso le preguntó, micrófono en mano: "Ronaldo, ¿preparado para el partido de hoy?".

Visiblemente molesto, Cristiano Ronaldo, que en el anterior partido ante Austria falló un penal, agarró el micrófono y lo lanzó al agua, como respuesta, según las imágenes difundidas sobre todo por los dos grandes diario deportivos madrileños, Marca y AS en sus webs.

El periodista implicado trabaja para el canal CMTV, perteneciente al mismo grupo de comunicación que el diario Correio da Manha, medio con el que el capitán portugués no habla desde hace años por la publicación de información sobre su vida privada.

En 2011, este diario publicó una entrevista con la canguro de su hijo, en la que la cuidadora revelaba datos del nacimiento de Cristiano Ronaldo Jr (la identidad de la madre se desconoce).

El futbolista demandó al diario, que fue condenado a pagar una multa.

Desde entonces, Ronaldo ha anunciado en diferentes ocasiones su intención de llevar a proceso a este diario por violación de su vida privada.

En octubre de 2014, Ronaldo se negó a responder a una pregunta de una periodista de CMTV durante una conferencia de prensa.

Después de dos empates decepcionantes (1-1 ante Islandia y 0-0 contra Austria), Portugal llegó a la última jornada del grupo F con la presión de no volver a fallar para no irse a casa a las primeras de cambio.