Colombia histórica: gobierno y FARC firman cese del fuego

Un acto formal en La Habana puso fin al conflicto armado. Juntos, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el comandante de FARC, Timoleón Jiménez. Además del presidente de Cuba, Raúl Castro.
Jueves 23 de junio de 2016

Así lo habían anunciado ambas partes este miércoles 22 de junio mediante un comunicado conjunto.

Participaron en este hecho histórico el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Timoleón Jiménez. También estuvieron el presidente de Cuba, Raúl Castro, y el canciller noruego Borge Brende, en tanto representantes de los países garantes.

En su calidad de "países acompañantes" se han hecho presentes la presidenta de Chile, Michelle Bachelet y el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, diplomáticos de EE.UU. y la Unión Europea.

De esta forma se alcanzó un "acuerdo del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, la dejación [entrega] de las armas y las garantías de seguridad". Si bien la aplicación no será inmediata ya están determinados los plazos para que esto suceda.

Cabe recordar que las negociaciones para una desmovilización definitiva de las FARC-EP y el cese al fuego bilateral comenzaron oficialmente en Oslo, Noruega, en 2012.

Fue en aquel momento que se firmó un “Acuerdo General para la terminación del conflicto y el establecimiento de un paz duradera”. El texto planteaba abordar seis ejes de manera integral. Es decir que debía haber acuerdo en todos para que se pudiera establecer una paz definitiva.

Estos eran: la política de desarrollo agrario; la participación política; el fin del conflicto (los términos del cese definitivo de hostilidades); la solución al problema del narcotráfico; el resarcimiento a las víctimas del conflicto; y los mecanismos de implementación.

Durante la ceremonia para conmemorar la culminación de las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, el presidente de Cuba, Raúl Castro, ha declarado que "el proceso de paz no tiene vuelta atrás" y ha destacado la idea de que "la paz no es una utopía", sino "un derecho legítimo de cada ser humano y de todos los pueblos".

El mandatario cubano no ha ocultado que en estas negociaciones aún quedan "importantes y difíciles cuestiones pendientes", pero ha asegurado que "somos optimistas" y ha subrayado que "estamos más convencidos que nunca de que el futuro de Colombia será la paz".

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha destacado que los participantes "han demostrado que es posible una paz con dignidad" para todos. Además, el surcoreano ha enfatizado que este proceso "valida la perseverancia de quienes trabajan para poner fin a los conflictos del mundo".