Más países piden referendum para romper con la UE

Líderes de extrema derecha y euroescépticos de países como Italia, Francia y Holanda aprovecharon la postura del Reino Unido, de irse de la UE, para pedir consultas similares.
Viernes 24 de junio de 2016
Si bien el júbilo de estos dirigentes era de esperar tal y como habían advertido en vísperas del referéndum británico de ayer, la inmediatez con la que reclamaron celebrar consultas para definir la permanencia en la UE o para retomar la soberanía fronteriza y migratoria encendió las alarmas.

La fuerza que ganaron estos partidos en los últimos años y meses en diferentes países comunitarios, junto con la señal que envía el Brexit de que la UE no es irreversible, genera "preocupación", según fuentes comunitarias, informó la agencia de noticias EFE.

La respuesta de los 27 restantes líderes comunitarios fue un mensaje de unidad, pero también admitiendo en su mayoría que la UE debe reformarse para hacer frente al descontento de algunos ciudadanos y al antieuropeísmo.

En un mensaje de calma, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, negó que el Brexit sea el principio del fin de la UE.

El líder holandés del partido de extrema derecha y anti musulmán PVV, Geert Wilders, fue el primero de los populistas que salió este viernes a pedir un referéndum "lo antes posible" sobre la permanencia de Holanda en la UE, que ya tiene su propio nombre "Nexit".

No obstante, una encuesta de principios de mes reveló que únicamente el 38 % de los holandeses se muestra favorable a la celebración de una consulta al estilo británico.

Holanda, un estrecho aliado del Reino Unido a la hora de luchar por menos burocracia en Bruselas y por que desde la capital belga solo se tomen decisiones que realmente sirvan a los ciudadanos, tiene ya experiencia a la hora de generar un sismo en la UE por el rechazo de los holandeses en 2005 a la ratificación de la Constitución europea tras el "no" registrado ya en Francia.
Además, aún está por ver qué hará la UE tras el "no" en abril del 61,1 % de los votantes holandeses al acuerdo de asociación del bloque comunitario con Ucrania.

Pero el apoyo a Wilders es hoy tres veces mayor que en las elecciones de 2012, y algunas encuestas recientes aseguraban en marzo que su partido sería la formación más votada en Holanda, que celebra comicios generales en 2017, al igual que Alemania y Francia.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, quien se reunió de urgencia con los presidentes de la Comisión, del Consejo y del Parlamento europeos, Juncker, Donald Tusk y Martin Schulz, dijo hoy que no hay un "enorme interés" en su país por celebrar una consulta así, pero reconoció que la decisión del Reino Unido es un "estímulo" para emprender reformas en la UE.

Desde Francia, Marine Le Pen, presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN) que según analistas puede sorprender en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2017, consideró hoy que el "sí" de los británicos al Brexit le da "una legitimidad suplementaria para llevar ese debate a su país y exigir un referéndum sobre su relación con la UE.