Piden la detención de Mallo por doble crimen de Unicenter

Se trata el ex jefe de la ONG de barrabravas Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), ante la sospecha de su vinculación con el crimen de dos narcos colombianos en 2008 en un shopping del Gran Buenos Aires.
Viernes 24 de junio de 2016
La Justicia dispuso la detención de Marcelo Mallo, el ex jefe de la ONG de barrabravas Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), ante la sospecha de su vinculación con el crimen de dos narcos colombianos en 2008 en un shopping del Gran Buenos Aires, trascendió hoy de fuentes del caso.

Los investigadores enfocan la mira en una pistola que le fue decomisada a Mallo y que fue peritada para determinarse si de ella salieron las balas que mataron a los dos sujetos.

En tanto, el barra aseguró que la pistola calibre 40 que se le secuestró "no tiene absolutamente nada que ver" con esos asesinatos.

Mallo, quien militó junto a los kirchneristas Aníbal Fernández y Julián Domínguez en etapas diferentes, dijo que apuntan contra él "desde lo político como chivo expiatorio".

Lo concreto es que en las últimas horas fuentes judiciales dejaron trascender que trabajos realizados por peritos, solicitados por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado (con jurisdicción en el lugar del crimen) habrían arrojado resultados positivos sobre el arma, por lo cual se dispuso ordenar su arresto.

El 3 de enero último, el ex jefe de HUA fue arrestado en su casa del partido bonaerense de Quilmes bajo la sospecha de que había provisto de armas y alojamiento a los por entonces prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

En su momento no se le pudo probar que los hubiera ayudado a escapar y la Justicia lo liberó, pero no le devolvió lo que le había secuestrado: un revólver calibre 357 y la pistola calibre 40, que no parecían tener los papeles en regla.

Ahora, Arroyo Salgado hizo peritar el arma calibre 40 y determinó que puede ser la utilizada para disparar los proyectiles que mataron a los dos narcos colombianos en el centro comercial Unicenter en 2008 en Martínez (San Isidro).

"Esa arma que dicen es la que me había dejado un amigo, titular él del arma, del registro y se la había adquirido no sé si a un comisario", dijo en diálogo con Canal 26 Mallo, quien contó que estaba por comprársela a su conocido.

E insistió con que esa pistola se la "había dejado un gran amigo, por el cual" dijo poner "las manos en el fuego de que esa arma era de él y que no tiene absolutamente nada que ver en ese tema de 2008", en alusión al crimen de los narcos colombianos. "Si a mí por el tema de haber estado en Hinchadas me quieren poner desde lo político como chivo expiatorio y eso en algún momento de la vida sirve para todo lo que yo hago activamente por todos aquellos que tienen necesidades, yo estoy dispuesto a pagar ese precio", concluyó tras sostener que su militancia política está basada en tareas comunitarias.

A su turno, José Novello, abogado de Mallo, sostuvo que la sospecha de Arroyo Salgado es "una locura".

"El arma (calibre 40) está registrada a nombre de un amigo de él (por el ex jefe de HUA), al que se la iba a comprar Mallo. La tenía pero era de otra persona", manifestó en declaraciones a radio Belgrano.

El letrado confirmó luego que el ex jefe de HUA, sobre la que dijo que fue promovida por Aníbal Fernández y el ex presidente Néstor Kirchner, militó desde 1995 junto al ex jefe de Gabinete pero, "últimamente, colaboró con (Julián) Domínguez, en contra" del ex ministro coordinador cuando se disputaba la candidatura a gobernador bonaerense en el kirchnerismo.

Los colombianos Edilson Duque Ceballos (35), alias "Monoteto", y Alexander Quinter Gardner (35) fueron acribillados a balazos en el estacionamiento del shopping Unicenter, en la localidad bonaerense de Martínez, el 24 de julio de 2008.

Un sicario los atacó en plena tarde cuando bajaban de un Volkswagen Vento, junto a Julián Andrés Jiménez Jaramillo, el único sobreviviente.

Los tres pertenecían a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupos paramilitares ligados al narcotráfico.