Se producen 20 robos por hora en el transporte público

Los más comunes son protagonizados por "pungas" pero va creciendo la modalidad de asaltos a mano armada en las paradas de colectivos.
Sábado 25 de junio de 2016
En la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, cada hora, unas 20 personas sufren un robo en los medios de transporte público: los más comunes son protagonizados por "pungas" pero va creciendo la modalidad de asaltos a mano armada en las paradas de colectivos.

El lamentable caso de la gendarme Cecilia Maldonado, forma parte de una durísima realidad con robos y situaciones de extrema violencia delictiva que padecen los usuarios de los transportes públicos, a un promedio de 20 episodios registrados cada hora.

La oficial Maldonado, salteña de 28 años y mamá de un nene de cuatro, quien regresaba a su casa vestida de civil tras cumplir su labor en Tecnópolis, murió en la estación de trenes de la localidad bonaerense de Carapachay, al golpearse la cabeza tras ser arrojada de un andén por dos ladrones que intentaron robarle.

Los hechos ocurren mayormente en las paradas de los colectivos y andenes ferroviarios, pero también dentro de los vehículos. Se calcula que el uno por ciento termina con las víctimas gravemente heridas o directamente fallecidas por los ataques.

"Hay una máxima, en términos de inseguridad y la lógica de la delincuencia, donde las aglomeraciones de personas siempre son un objeto de deseo para las bandas criminales. En ese marco, en el último tiempo los usuarios de transporte público son víctimas de manera constante", dijo al Diario Popular Luis Vicat, licenciado
en Seguridad Pública.

Fuentes judiciales de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, en base a casos ingresados en las fiscalías de ambos distritos, revelaron que se denuncian alrededor de 500 casos de robos, con víctimas que al momento del hecho esperaban para arribar a un transporte público o se encontraban dentro de la unidad.

"Lo clásico son los hechos con pungas y arrebatadores, aprovechando descuidos de los usuarios, aunque vienen en crecimiento los asaltos a mano armada cuando se juntan varias personas en las paradas de colectivos, sobre todo del segundo o tercer cordón del Conurbano", dijo Vicat.

En relación a esta modalidad, el experto señaló que "los más afectados son los usuarios que viven en el segundo o tercer cordón del Conurbano, porque se pueden juntar entre siete y ocho pasajeros en una parada, esperando que pase el colectivo con frecuencias de 40 minutos, entonces quedan absolutamente desprotegidos, a la merced de bandas, que empezaron a ver el negocio con estos asaltos grupales, porque se llevan seguro ocho celulares, ocho carteras y varios relojes, lo que hace un botín importante".

"Lamentablemente, ahora tenemos un nuevo caso fatal en una estación ferroviaria. Allí, lo que prolifera son los arrebatos y el accionar de los carteristas. Pero puede ocurrir que la víctima reaccione, trate de evitar el despojo y ahí siempre hay violencia".

"El objetivo primario de quien roba en los trenes no es lastimar a la víctima, sin embargo sabe que si hay reacción tendrá que utilizar la violencia", señaló el especialista.

Se calcula que el uno por ciento de las víctimas de robos en los medios de transporte resulta con heridas o directamente fallecidas, en general al oponer resistencia.