Doble crimen en Unicenter: hay tres nuevos detenidos

Los apresados son el ex barrabrava de Boca Richard Laluz Fernández, apodado "El Uruguayo"; el empresario farmacéutico Martín Magallanes; y un hombre identificado como Jorge Moreira.
Sábado 25 de junio de 2016
Tres hombres fueron detenidas acusados de haber participado en el doble crimen de ciudadanos colombianos ocurrido en el estacionamiento del shopping Unicenter, en Martínez, en julio de 2008.

Los detenidos son el ex barrabrava de Boca Richard Laluz Fernández, apodado "El Uruguayo"; el empresario farmacéutico Martín Magallanes; y un hombre identificado como Jorge Moreira.

Las detenciones se concretaron el viernes a la noche por orden de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien desde marzo tiene a su cargo la causa por el homicidio de Jorge Alexander Quintero Gartner y Héctor Edilson Duque Caballos, este último apodado "Monoteto".

Arroyo Salgado también ordenó la detención de otro sospechoso, Víctor Ovejero Olmedo, quien no pudo ser detenido por los policías que fueron a buscarlo.

Según la hipótesis de los fiscales de San Isidro Diego Grau y Luis Angelini, que intervinieron en la causa desde su inicio hasta que fue derivada a la justicia federal, Magallanes -un ex socio de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, y que en 2008 era propietario de la empresa Unifarma- pudo ser el autor intelectual del ataque.

En ese sentido, los fiscales establecieron que Magallanes le encomendó la planificación del hecho al "Uruguayo", y que éste utilizó a Moreira y Ovejero Olmedo como sicarios.

Los arrestos coincidieron con la orden de detención del ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas Marcelo Mallo y su amigo Leandro Giso, luego de que se determinara que un pistola Tanfoglio calibre.40, hallada en el mes de enero en poder del primero y que era propiedad del segundo, fue una de las dos usadas para asesinar a los colombianos.

De todas maneras, Mallo y Giso no aparecen en el expediente que lleva adelante Arroyo Salgado, sino que están acusados por "encubrimiento" por el fiscal de Brandsen Mariano Sibuet que investiga el ataque a balazos que sufrieron dos policías en Ranchos, presuntamente a manos de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci cuando se fugaron del penal de General Alvear a fines del año pasado.

La Policía Bonaerense fue a buscar a Mallo y Giso ayer a la tarde pero no se encontraban en sus casas, por lo que hoy eran buscados intensamente por las autoridades.

Esa arma y ahora la detención de Magallanes unen ambos crímenes con el sello narco.

El primero ocurrió el 24 de julio de 2008 en el estacionamiento del Unicenter cuando dos sicarios en moto atacaron a tiros a "Monoteto", Quintero Gartner y un tercer colombiano, Julián Andrés Jiménez Jaramillo, que se salvó de milagro.

Los tres colombianos pertenecían a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupos paramilitares ligados al narcotráfico.

Unos días más tarde, el 13 de agosto, Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, que estaban desaparecidos desde hacía casi una semana, fueron hallados asesinados a tiros en un descampado de General Rodríguez.

Por el triple crimen, que estuvo vinculado al tráfico ilegal de efedrina, fueron condenados a perpetua los hermanos Lanatta y los hermanos Squillaci, y recientemente fue detenido en Brasil el
presunto autor intelectual, Ibar Pérez Corradi.